Big Data

Big DataDe acuerdo con un estudio realizado por Cisco, entre el 2011 y el 2016 la cantidad de tráfico de datos móviles crecerá a una tasa anual de 78%, así como el número de dispositivos móviles conectados a Internet excederá el número de habitantes en el planeta. Las Naciones Unidas (ONU) proyectan que la población mundial alcanzará los 7.5 billones para el 2016 de tal modo que habrá cerca de 18.9 billones de dispositivos conectados a la red a escala mundial, esto conllevaría a que el tráfico global de datos móviles alcance 10.8 Exabytes mensuales o 130 Exabytes anuales. Este volumen de tráfico previsto para 2016 equivale a 33 billones de DVDs anuales u 813 cuatrillones de mensajes de texto. A ésta cantidad exorbitante de información hace referencia el Big Data.

Definamos

«Big data» es un término aplicado a conjuntos de datos que superan la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable. Los tamaños del «big data» se hallan constantemente en aumento.

En el siguiente gráfico se muestran varios de tipos de estos datos según su  origen:

 Big data traducido

Internet de las cosas… ¿producto de la hiperconectividad?

¿Por qué se genera tanta información? Una de las principales razones es el fenómeno de la hiperconectividad. Desde 2008, el ingeniero Sergio Melnik y, posteriormente, Leonardo Prieto denominaron hiperconectividad al “fenómeno por el cual las computadoras pueden comunicarse en red y a su vez se comunican con otras redes”. La hiperconectividad se ha tornado necesaria y, en cierto modo, inevitable, dadas las crecientes innovaciones en las redes para servicios tales como: telefonía, internet, videoconferencias, SMS, que permiten a los usuarios comunicarse entre sí.

La hiperconectividad conecta todo con todo; es decir, objetos con personas, objetos con objetos y personas entre sí, de ahí la rapidez de propagación de cualquier tipo de información. Esta situación se intensifica debido al aumento de nuevos dispositivos cuyo objetivo de diseño es acrecentar en tiempo y lugar las vías de comunicación entre sujetos y objetos.

En consecuencia surge la internet de las cosas, que consiste en la interconexión entre aparatos y dispositivos sin la intervención humana. Hoy en día están conectados a internet, electrodomésticos, automóviles, turbinas de aviones, estaciones meteorológicas, etc, que envían y reciben información sobre su estatus, ubicación, valores de sensores, etc.  Tanto a nivel doméstico como a nivel profesional, el Internet de las cosas podría cambiar el mundo tal y como lo conocemos hoy.

El intercambio de los datos almacenados en diferentes dispositivos está empezando a transformar nuestras prácticas diarias: las luces se apagan cuando no se usan porque el sistema de iluminación cuenta con la información de cuándo la persona se ha ido y la cafetera puede recibir un mensaje desde el despertador para encenderse y tener el café listo a tiempo.

De igual manera el garaje se conecta con el auto, en el reloj o lentes es posible guardar la misma información que se almacena en un smartphone, y dispositivos como una balanza doméstica reportan a los médicos para facilitar los cuidados de la salud.

Relevancia actual

Se estima que hay más de 30 millones de sensores interconectados en distintos sectores como automotriz, transportación, industrial, servicios, comercial, etc. y se espera que este número crezca en un 30% anualmente. Para 2021 se calcula que habrá de tres a seis dispositivos por persona, es decir, entre 24 y 50 mil millones de aparatos conectados en el mundo.

Nuestros hábitos de consumo se transforman en una gestión continua de datos y como resultado, las ciudades enteras contienen información que facilita el consumo de sus ciudadanos, porque les ofrece información anticipadamente.

Las pequeñas y medianas empresas obtendrán las ventajas comparativas deseadas en la medida en que se adapten a los nuevos hábitos de consumo. La oportunidad no radica únicamente en los dispositivos per se, sino en aprovechar la información que se obtiene para estar siempre actualizados respecto al comportamiento del consumidor, información que pudiera resultar muy valiosa para efectos de toma de decisiones acertadas.

En la actualidad están en pleno auge herramientas de TI/SI que abordan los retos que el Big Data supone, tales como la captura, almacenamiento, búsqueda, compartición, análisis, y visualización de la información, con suficiente flexibilidad y  en tiempos razonables. Empresas como SAP® están a la vanguardia en este segmento, ofreciendo a las empresas soluciones orientadas a aprovechar las infinitas posibilidades que el Big Data ofrece.  

Fuente:

http://es.wikipedia.org/wiki/Big_data

http://es.wikipedia.org/wiki/Internet_de_las_cosas

http://www.ibm.com/developerworks/ssa/local/im/que-es-big-data/

http://www.laprensa.com.ni/2013/10/12/activos/165834-hiperconectividad-tic

http://www.pcactual.com/articulo/actualidad/noticias/13647/que_internet_las_cosas.html

http://www.cisco.com/web/LA/soluciones/executive/assets/pdf/internet-of-things-iot-ibsg.pdf