Print Friendly, PDF & Email

El manejo de los costos es una de las grandes joyas de la corona de este proyecto. Contamos con información muy relevante y oportuna sobre los costos y la rentabilidad de la empresa, misma que nos permite tomar decisiones para mejorar la operación. Víctor Hernández, Director de TI – Grupo La Huerta

País: México

Industria: Agroindustria

Perfil del cliente: Producción y comercialización de alimentos, especialmente frutas y verduras congeladas.

Situación del negocio antes de SAP y SofOS: Falta de integración y homologación de los procesos intercompañía.

Solución implementada: SofOS Smart™ Agroindustria y SofOS Smart™ Alimentos y Bebidas sobre SAP Suite On Hana, Advanced Planning and Optimization (APO), Process Integration/Process Orchestration (PI/PO) y Business Intelligence.

Beneficios: 

  • Integración y homologación de los procesos de la cadena de valor en la que participan las cinco empresas del grupo.
  • Mayor colaboración de los trabajadores.
  • Mejor calidad de la información.
  • Incorporación de áreas de negocio que se encontraban aisladas e incremento de la cobertura tecnológica.
  • Control de costos que les permite tomar decisiones en los momentos correctos
Grupo La Huerta - Caso SAP
Caso SAP - Grupo La Huerta

“En nueve meses se implementaron dos soluciones –SofOS Smart Agroindustria y SofOS Smart Alimentos y Bebidas-, ocho módulos de procesos -Finanzas, Costos, Ventas y Distribución, Gestión de Materiales, Producción, Calidad, Mantenimiento de Planta y Gestión de Proyecto- y cuatro productos -SAP S/4 Hana, SAP Advanced Planning and Optimization, Process Integration/Process Orchestration, Business Intelligence- al mismo tiempo para las cinco empresas del grupo”

“SofOS conoce tanto de Agroindustria como de Alimentos y Bebidas, que son dos de sus soluciones que nos implementaron. Adicionalmente, también conocen sobre el manejo de proyecto y en particular, de proyectos de implementación de SAP S/4 Hana, la cual es nuestra plataforma.”

Orígenes y trayectoria:

Grupo La Huerta es una empresa productora y comercializadora de alimentos congelados, principalmente frutas y verduras. Fue fundada en Aguascalientes en 1957, por el Ing. José Arteaga Campos con el sueño de ser el mejor agricultor de la región.

Actualmente, Grupo La Huerta está integrada verticalmente por cinco empresas, desde la semilla hasta el consumidor. Es uno de los consorcios mexicanos más representativos del sector agroindustrial, con vocación exportadora desde sus inicios y que da trabajo a 2,200 personas en todo el país.

Para alcanzar y mantener el éxito, La Huerta ha tenido que ser cada vez más competitiva, en un mercado que demanda alimentos de calidad, sanos, a precios asequibles y producidos por empresas comprometidas, responsables y transparentes.

Por esta razón, a lo largo de su historia, la organización ha incorporado buenas prácticas gerenciales, sistemas de producción agrícola sustentables e inocuidad alimentaria. En este proceso evolutivo, la tecnología ha sido un factor importante.

Esta implementación fue exitosa, gracias al talento y dedicación de un solo equipo de trabajo en dos empresas. Todos teníamos una visión compartida y pusimos el esfuerzo para conseguirla. Víctor Hernández. Director de TI, Grupo La Huerta.

– ¿Cuáles fueron los retos que llevaron a Grupo La Huerta a incorporar el ERP a su negocio?

En 1997 dimos nuestra primera gran incursión, cambiando nuestros sistemas tradicionales a un sistema transaccional integrado (ERP). Iniciamos con tres de las empresas del grupo: Rancho Medio Kilo (manufacturera agrícola), Frimart (distribuidor en algunas zonas del país) y finalmente con Frigorizados La Huerta (manufacturera industrial), mientras que las restantes no fueron incorporadas.

Al paso de tiempo, fue incrementándose la complejidad de la operación así como los requerimientos y exigencias, mismas que ya no podían ser cubiertas por el ERP de entonces.

Se decidió buscar una solución, que no solo pudiera integrar a todas las empresas del grupo sino que apoyara significativamente a la simplificación y eficiencia de sus procesos, a la vez que permitiera seguir cubriendo las nuevas exigencias y expectativas, buscando además, una mayor visibilidad en costos y productos (trazabilidad) en toda la cadena, aumentando la colaboración de los trabajadores y la calidad de la información.

– Cuando usted habla de incrementar el control y eficiencia, me pregunto por ejemplo, ¿ahora qué puede controlar? ¿En qué son ahora más eficientes?

Incorporamos algunas áreas de negocio que no contaban con cobertura tecnológica, operaban sin un sistema que les apoyara o que estuviera integrado. Ahora tenemos un módulo de calidad que está integrado en todas nuestras operaciones (abasto, almacenaje, producción, distribución…).

Mantenimiento es otro ejemplo, se llevaba de manera independiente, ahora está incorporado dentro de SAP. De esta manera, tenemos una visión más amplia sobre el mismo proceso, pero desde distintos puntos de vista funcionales.

– Otro objetivo propuesto es incrementar la colaboración de sus empleados. Ahora, ¿en qué colaboran más?

Nuestro anterior ERP tenía ya su tiempo en el grupo (1998) y en una de las empresas se actualizó a una versión más reciente (2009). Sin embargo, ninguna de éstas cumplía la expectativa de simplificar el trabajo de nuestros empleados a la vez que incrementaba su colaboración.

El usuario no tenía la información de manera directa y natural, requería de mucha intervención para ser procesada como era necesario.

Actualmente, la información está totalmente integrada en el sistema, es mucho más sencillo y está homologada. Tenemos una sola fuente de datos confiable, sin discrepancias.

– En el control de costos, ¿cómo le ha impactado en el tiempo de cierre y visibilidad del detalle que compone el costo del producto?

El manejo de los costos es una de las grandes joyas de la corona de este proyecto. Contamos con información muy relevante y oportuna sobre los costos y la rentabilidad de la empresa, misma que nos permite tomar decisiones de la operación para mejorarla.

Esto no solo para nuestros productos sino para nuestros clientes. En nuestra operación este es un proceso dinámico y SAP nos permite adecuarlo y depurarlo a fin de buscar cada vez más precisión.

– Sabemos que integraron la recepción con sistemas de pesaje conectados, báscula camionera, balanza de piso con operaciones intercompañía. ¿Cuál fue el impacto de esta integración en la empresa?, entiendo que antes era manual. ¿Cómo les benefició?

En un principio no estábamos considerando las balanzas, no veíamos la razón de buscar una vertical adicional. Sin embargo, en la etapa de los BBPs encontramos que ofrecían muchos beneficios incorporarlas. Fue una buena decisión.

Tenemos dos básculas camioneras (romanas) y dos básculas de piso (balanzas). Con las automatizaciones que se han hecho en la aplicación, hemos automatizado las capturas que antes hacíamos de forma manual, para que, desde un solo lugar, la información que es requerida se distribuya a muchos destinos.

Rancho Medio Kilo provee a La Huerta la mayor parte de sus insumos agrícolas en un proceso en el que intervienen dos básculas: una para la recepción de campo y otra para la operación inter-compañía (compra-venta). Éstas se han automatizado ahorrando tiempo de registro y captura.

– ¿Qué fue diferenciador en la propuesta de SofOS?

Hemos tenido proveedores con alta experiencia en tecnología, pero poca o nula sobre nuestra industria. Nosotros deseábamos cambiar eso. Por tal razón, solicitamos a SAP nos proveyera de referencias de partners que no solamente fueran expertos en su herramienta, sino también en agroindustria.

SofOS fue una de las tres empresas referenciadas que evaluamos. Todos ellos experimentados y competentes, por lo que fue una decisión apretada.

A cada una de éstas se le pidió información de clientes de referencia en la industria. Las que facilitó SofOS corroboraron la experiencia y conocimiento que andábamos buscando para nuestro proyecto, es decir, no solo del producto sino de la agroindustria. Este punto es relevante para nosotros porque en el pasado estuvimos con empresas que conocían muy bien su producto, pero no a lo que nos dedicamos. Venían a aprender, con el riesgo de no entender o mal interpretar nuestros objetivos.

Para tomar la decisión se creó un comité, mismo que al final decidió a favor de SofOS; ya que en ellos veíamos experiencia comprobable en agroindustria y una fortaleza notable en su parte financiera.

– ¿En cuánto tiempo se realizó la implementación del sistema?

En nueve meses se implementaron dos soluciones (SofOS Smart Agroindustria y SofOS Smart Alimentos y Bebidas), ocho módulos de procesos (Finanzas, Costos, Ventas y Distribución, Gestión de Materiales, Producción, Calidad, Mantenimiento de Planta y Gestión de Proyecto) y cuatro productos (SAP 4 Hana, SAP Advanced Planning and Optimization, Process Integration/Process Orchestration, Business Intelligence) al mismo tiempo para las cinco empresas del grupo.

– ¿Cómo ha sido la experiencia de la implementación con SofOS?

SofOS conoce tanto de agroindustria como de alimentos y bebidas, que son dos de sus soluciones que nos implementaron.

Adicionalmente, también conocen sobre el manejo de proyecto y en particular, de proyectos de implementación de SAP4Hana, la cual es nuestra plataforma.

En cuanto a los consultores, tienen amplio conocimiento de sus áreas funcionales, tanto dentro como fuera de la aplicación, esto es, son consultores de negocios, expertos de sus áreas, lo cual aunado al conocimiento de nuestra industria, hacen muy valiosas sus aportaciones.

– ¿Recomendaría la implementación del sistema a otras empresas?

Sí, claro.

En varias ocasiones lo he hecho. Somos un cliente de referencia en activo, donde hemos tenido contacto tanto telefónico como presencial con otras empresas que desean conocer nuestra experiencia. Asimismo, he tenido la distinción de ser invitado a eventos en SAP para hablar precisamente sobre ésta.

Estos contactos también han sido enriquecedores para nuestro proyecto, que si bien está concluido, nos ha dado otras perspectivas para considerar.

Este proyecto tuvo una percepción general de la organización muy positiva. Cuando arrancamos, la solución fue recibida y aceptada con mucho entusiasmo y poca reacción al cambio.

Caso SAP - Grupo La Huerta