Berries y tecnologías digitales, tema pertinente en la versión on line del Congreso Internacional de Aneberries

Berries y tecnologías digitales, tema pertinente en la versión on line del Congreso Internacional de Aneberries

Del 27 al 31 de julio la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries) realizó la décima edición de su Congreso Internacional, que en esta oportunidad se presentó en una edición on line y con una agenda que incluyó las tecnologías digitales para la producción de este rubro, además de temas comerciales, fitosanitario y de manejo agronómico.

De acuerdo con Alejandro Anzola, gerente de Agronegocios de SofOS, este gremio marcó un precedente en este tipo de eventos; ya que frente al reto de no poder realizar un congreso presencial por la contingencia epidemiológica causada por el COVID – 19, superaron todas las expectativas y congregaron en una semana de conferencias on line, a unas 700 personas cada día y a los líderes de la producción de Berries de México, Estados Unidos y Suramérica.

 

Anzola aportó al contenido del congreso la conferencia titulada ¿Cómo transformar la agricultura de precisión para berries en decisión?; en esta explicó el concepto de Agromática, la ecuación de la transformación digital, y presentó un sistema de alerta temprana que con sensores, plataformas de mensajería, asistentes virtuales y con base a diagramas de causa y efecto, puede ayudar a los productores de berries a tomar proactivamente mejores decisiones.

 

Alejandro Anzola en el Congreso Internacional de Aneberries

Sobre su experiencia en el evento, Anzola señaló que aunque no es su primera participación como ponente en congresos de esta naturaleza, definitivamente el Congreso Internacional de Aneberries on line le permitió incursionar en la era de las ponencias virtuales, como nueva estrategia de divulgación masiva del conocimiento aplicado a la agricultura.

 

“Esta oportunidad va asistida por distintos enfoques para su análisis entre los que puedo señalar, desmitificar la presencialidad como medida del éxito de un congreso; óptima calidad de los contenidos desarrollados entre los ponentes; diversidad de los temas abordados que van desde los clásicos vinculados con la producción hasta la incorporación de tecnología de última generación”.

 

Destacó que este evento habla del liderazgo de Aneberries y la claridad de su directiva encabezada por José Luis Bustamante, sobre la pertinencia de abordar el tema de las tecnologías digitales, en un congreso que se presenta en una versión on line, en un contexto en el cual la adopción de TI es una constante en todas las áreas de nuestra vida.

 

“Agradezco la invitación y tomo la palabra ofrecida desde el comité organizador para participar en la próxima edición, esperando apoyar al éxito que ya sabemos fue alcanzado recientemente”.

 

Por: María Eugenia Campo

Planificación Estratégica en tiempos de Transformación Digital

La Transformación Digital trae consigo un proceso de Cambio Organizacional, que será más o menos profundo según las características de cada organización, su estructura, sus procesos y capacidades, así como también según su modelo de negocios. Sabemos que hay sectores empresariales que son más sensibles a los avances en Tecnologías Digitales y por tanto con mayores niveles de adopción, y otros sectores que no lo son tanto. Este Cambio Organizacional tiene que ser analizado y diseñado a partir de una revisión, y sobre todo, un reenfoque del proceso de Planificación Estratégica.

La Planificación Estratégica es un proceso cíclico, por lo que no es una novedad decir que hay que “revisitarla”. No obstante, los horizontes de tiempo cubiertos así como la manera como se aborda el factor de las “Tecnologías Digitales” debe cambiar sustancialmente, de forma de llevarlas al centro del negocio, a diferencia de como tradicionalmente se han enfocado hasta ahora.

Las Tecnologías Digitales tienen que formar parte de la Cadena de Valor de las empresas, no solamente como la tradicional área de soporte o de actividades secundarias que ha sido hasta ahora, sino pasando a integrarse a los distintos eslabones de la cadena primaria. Esto va a tener implicaciones profundas en la Estructura Organizativa, así como en los Procesos de Negocio, en las Competencias y Habilidades necesarias del recurso humano, y en última instancia un impacto clave en los Productos y Servicios que la empresa ofrece al mercado.

Un observador desprevenido podría argumentar que ya muchas empresas cuentan en su estructura con el rol del CIO (Chief Information Officer), figura de alto nivel que gestiona lo relativo a las Tecnologías Digitales aplicadas al negocio, por lo que las que no lo tengan simplemente deben comenzar por crearlo. También podría señalarnos que la integración de las Tecnologías Digitales en la Cadena de Valor ya está presente en mayor o menor medida, ya que muchas herramientas digitales son utilizadas por casi la totalidad de las organizaciones de alguna u otra forma en las distintas fases de la creación de valor, por lo que en todo caso sería necesario solamente profundizar en su uso, enseñar al personal a utilizar una plataforma colaborativa, adquirir herramientas más sofisticadas, hacer uso de “la nube”, y en general, hacer de la implementación de Tecnologías Digitales algo más extendido.

Y es ahí donde radica un error clave de apreciación, y que es justamente un punto por el que muchas empresas están teniendo problemas para definir, justificar, y finalmente transitar un camino que les permita impulsar en sus organizaciones una verdadera Transformación Digital de forma exitosa, entendiendo por ello una que les permita ser ganadores y sobrevivir a los cambios, cuando no liderarlos, en los mercados en los que participan. En el momento en que las organizaciones dejen de ver a las Tecnologías Digitales como herramientas de apoyo que complementan y automatizan sus procesos tradicionales de negocio, y que por el contrario replanteen su negocio desde los mismos cimientos con una perspectiva digital, en ese momento comenzarán a transitar un verdadero proceso de Transformación Digital.

4 áreas que los agronegocios deben atender para crecer pese al COVID-19

Para que las empresas del sector agroalimentario mantengan sus operaciones y crezcan aún en plena crisis por el COVID-19, Alejandro Anzola, gerente de Agribusiness de SofOS México, recomienda que centren su atención en la planificación, predictibilidad, rentabilidad y escalabilidad; cuatro áreas estratégicas del negocio que, con el apoyo de tecnologías digitales, pueden ser gestionadas con mayor efectividad.

 

Señala el especialista que gracias a la relación que SofOS mantienen con sus clientes y a la información que recibe por ser miembros del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), han identificado que el sector enfrenta retos como producir mientras cuidan la salud de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos, mantienen el flujo de sus cadenas de valor, suministro y distribución, están atentos a los consumidores y descifrar qué sigue en medio de la incertidumbre que estamos viviendo.

 

«Esto retos podemos manejarlos desde las referidas cuatro áreas estratégicas con el apoyo de la inteligencia artificial, core digital o ERP, computación en la nube, Internet de las Cosas y la movilidad”, señaló Anzola.

 

Planificar para garantizar el mercado y la participación. La planificación es clave para el éxito de cualquier negocio, en especial para las actividades primarias que están fundamentadas en la industrialización de procesos biológicos que requieren de recursos, actividades y tiempos específicos. Para conocer más puedes ver el webinar Cómo garantiza tu mercado y participación con una correcta planificación en tiempos del COVID-19.

Accede a la grabación.

 

Predictibilidad para tomar decisiones en medio de la incertidumbre. Las actividades productivas del sector agroalimentario en todos sus niveles están altamente determinadas por la capacidad que hemos alcanzado para, con base en los datos obtenidos, predecir lo que puede pasar para tomar decisiones más acertadas y en tiempo real.  Para saber cómo puedes lograrlo, ve el webinar Toma decisiones acertadas para el beneficio de tu agronegocio en plena incertidumbre por el COVID-19.

Accede a la grabación.

 

Rentabilidad y escalabilidad, para disminuir los efectos negativos en los beneficios económicos y el crecimiento del agronegocio. Es urgente que en contextos de incertidumbre económica los agronegocios puedan contar con análisis de rentabilidad que den claridad sobre qué tan eficiente es su actividad, y dónde están las oportunidades de mejoras en su estructura de costos, para ofrecer el producto o servicio que el mercado pide y a la empresa le conviene. Detalles sobre este tema son explicados en el webinar Disminuye los efectos negativos en la rentabilidad y el crecimiento de tu agronegocio en plena crisis económica por el COVID-19.

 

Accede a la grabación.

 

El sector agroalimentario es una actividad esencial que no puede detenerse en plena pandemia porque produce los alimentos de la población y es muy importante para la economía de muchos países de América Latina. Anzola subraya que las acciones que recomienda son fundamentales para que más que sobrevivir, los agronegocios salgan fortalecidos.

 

Por tal razón, SofOS los invita a establecer contacto  para apoyarlos en este proceso. “Estamos abiertos a agendar sesiones remotas personalizadas para revisar cómo con la ayuda de las tecnologías digitales, un agronegocio puede contar con la agilidad necesaria para operar y crecer en este mundo impactado por el COVID-19”, informó Anzola.

 

Por: María Eugenia Campo

Las actividades agropecuarias ante la pandemia de COVID19

Un evento aleatorio como lo es la recombinación genética de un virus nos ha recordado de manera muy abrupta y lamentable, que los seres humanos somos sólo una especie más de las miles que cohabitamos en el planeta, y que por tanto somos parte de una permanente carrera evolutiva en la que la interacción con otras especies tiene consecuencias, positivas o negativas, pero como buena interacción, no pasa desapercibida. Entre las interacciones que han impactado enormemente a la humanidad, están todas aquellas que llevaron a la domesticación de plantas y animales. Quizás en un principio de manera inconsciente, pero luego de forma cada vez más consciente, el ser humano transforma radicalmente su forma de obtener alimentos y pasa de ser cazador y recolector a ser agricultor gracias a su irrupción sobre la evolución natural de muchas especies que derivaron en las especies cultivadas y criadas de las cuales hoy se obtiene la inmensa mayoría de alimentos. Esta interacción, positiva para el ser humano, no sólo transforma la manera de obtener alimentos, también transforma la manera en que la humanidad se va organizando, tomando prevalencia la concentración de seres humanos en las cercanías de estos centros productivos de alimentos.

 

De esta forma se va moldeando lo que es el concepto de ciudad, en la cual se concentran muchas personas que no producen alimentos, pero los consiguen en lugares destinados a su distribución. Es así como se fue formando toda una red logística que permite que los habitantes de las ciudades puedan alimentarse. En estas ciudades el grado de confort es mucho mayor que en el campo, y al no tener que invertir cerca del 100% de su tiempo en buscar alimento como lo hacen los cazadores y recolectores, ni tampoco la mayoría de su tiempo en tener que producir alimento para sí y su familia, se tiene la posibilidad de pensar en otros aspectos que han derivado en un conocimiento profundo de la naturaleza, de sus interacciones y del propio organismo humano… bajo los conceptos que Maslow propuso en 1943, el ser humano pudo pasar de la ocupación de su tiempo en el nivel basal de la pirámide que él propone, hasta el nivel superior de la autorrealización, nivel en el cual tiene la capacidad (y el tiempo) de resolver problemas.

 

A través de los siglos, gracias a la existencia de las actividades agropecuarias y de toda su red logística, el ser humano se fue dando tiempo para entenderse a sí mismo en varios ámbitos, entre ellos fue desarrollando lo concerniente a su propia salud. Entonces gracias a investigaciones, descubrimientos y aplicaciones de ese conocimiento ha llegado al grado que hoy se tiene, y del cual debemos estar orgullosos como especie: se ha logrado cambiar los designios evolutivos y razones biológicas que en un pasado acababan con la vida de decenas, centenas, miles y millones de vidas humanas, a una situación distinta en la cual con la vacunación y con la aplicación de antibióticos han logrado minimizar su efecto … pero eso no puede hacernos olvidar que seguimos en la carrera evolutiva, y SARS – Cov2 nos lo ha recordado de la peor manera; tampoco debemos olvidar que para lograrlo dependemos de un sistema de producción y distribución de alimentos que nos permite seguir adelante en dicha carrera.

 

Nunca en la historia de la humanidad había existido una realidad destructiva global a corto plazo tan palpable. Habíamos tenido amenazas y realidades destructivas geográficamente limitadas. En términos globales quizás las preocupaciones por el cambio climático ha sido lo más cercano que hemos tenido como humanidad para unir esfuerzos en mitigar su impacto. Pero lo que ocurre con SARS – Cov2 es muy distinto, mucho más potente en cuanto a la percepción de destrucción: hoy estoy sano, quizás mañana enfermo y en pocos días me puede destruir. Esa percepción de destrucción en el corto plazo ha orientado una respuesta global como jamás se había dado: el día de hoy usted puede salir a las calles de París, Berlín, Madrid, Londres, Roma, Sídney, Tokio, El Cairo, Ciudad del Cabo, Abuja, Nairobi, y va a conseguir la misma desolación que la que puede conseguir en Bogotá, Caracas, Lima, Quito, Santiago, La Paz, Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo, Ciudad de Panamá, San José de Costa Rica, San Salvador, Tegucigalpa, Managua, Ciudad de Guatemala, Ciudad de México, Nueva York.

 

El miedo o la prudencia, o la mezcla de ambos, han dado una reacción global sin precedentes en la humanidad, reacción derivada del llamado de la ciencia  generado por el conocimiento adquirido de la interacción del ser humano con el virus,  no hubo barreras de religión, ni barreras políticas, ni de raza, ni de género, ni de edad, todos apelamos al instinto de supervivencia y actuamos en consecuencia según lo que la ciencia dictó que es lo más adecuado: vamos a aislarnos… y este aislamiento, esta cuarentena, puede ser efectiva sólo si el sistema de producción de alimentos y su distribución no se detiene. Para todos es algo tan rutinario conseguir alimentos, aun en estas circunstancias, que pareciera que olvidamos a todos esos héroes anónimos que día a día están en el campo esforzándose por generar alimento no sólo para ellos, sino también para las grandes ciudades, olvidamos que ese alimento que se produce debe ser transportado a las ciudades para ser distribuido, olvidamos que las personas que están al frente de los expendios de alimento son seres humanos con los mismos miedos y angustias que nosotros, pero que saben que su papel es fundamental en hacer efectiva la cuarentena.

 

El sistema de producción de alimentos involucrando su logística de distribución, que ha ideado la humanidad ha recibido muchísimos cuestionamientos, algunos de ellos relacionados directamente con la forma de producirlos. Muchos de esos cuestionamientos son valederos, especialmente los que tienen que ver con la sustentabilidad de los procesos, es decir, la producción de alimentos está muy lejos de ser un sistema perfecto que se adecúe a todas las necesidades y exigencias de la humanidad, pero al día de hoy es el que la alimenta en cualquier sistema político que haya sido experimentado. Muchos de los cuestionamientos no son realmente inherentes al sistema de producción de alimentos, sino a las prioridades de investigación, producción y distribución que los distintos sistemas políticos definen.

 

El sector salud es el sector visible en esta carrera biológica que estamos librando contra SARS-Cov2; es el sector que tiene el mayor riesgo, el que ve todos los días, cara a cara, los efectos indeseables de estas partículas virales, el que permitirá en un futuro cercano poder proporcionar a la humanidad la solución definitiva a este gran problema que se nos está presentando, a este escollo inesperado en la evolución de la humanidad. Todo el sector salud en el mundo, desde los que hacen las investigaciones básicas hasta los que atienden directamente a los enfermos,  los que masifican el producto de la investigación aplicada, los que aplican la investigación y los que dictan pautas basadas en esa investigación aplicada, merecen el mayor tributo de parte de la humanidad, gracias a ese sector la humanidad ha superado severas amenazas y en esta pandemia no será distinto, a todos ellos nuestro mayor agradecimiento; pero también es cierto que hay un sector que aun cuando no es del todo evidente para muchos, especialmente en las ciudades, está apoyando de forma épica la carrera que está dando la humanidad para derrotar a SARS-Cov2.

 

Sin el sector de producción de alimentos, esto sería una carrera perdida. Si  se detiene la producción de alimentos es imposible exigir a la humanidad que se mantenga encerrada, la desesperación por la búsqueda de alimentos tendría a todos fuera de sus casas, en un pandemónium donde el contagio de COVID19 pasaría a segundo plano en cuanto a la estabilidad de la humanidad tal como la conocemos, pero ese contagio igualmente seguiría ocurriendo con consecuencias muy negativas. Es decir, el sector de producción de alimentos, y por supuesto el sector de distribución de alimentos, está demostrando ser un pilar esencial en mantener la integridad de la humanidad tal como la conocemos. ¿Cosas que mejorar?, muchísimas. ¿Evidencias que una forma de producir es mejor que otra?, pareciera más bien que la diversidad de sistemas de producción es una de las grandes fortalezas del sistema de producción de alimentos.

 

Por esa razón, así como la humanidad ha estado, está y estará eternamente agradecida a un producto de su creación como lo es el sistema de salud, es necesario también reconocer el gran aporte que el sistema de producción de alimentos ha dado en el mismo sentido. Por todo esto, la humanidad agradece a todos aquellos hombres y mujeres que día a día dedican sus horas de trabajo a mantener y mejorar directa e indirectamente a las actividades agropecuarias, las que producen los alimentos que ingerimos diariamente, las que bajo cualquier circunstancia estarán cumpliendo su papel preponderante en mantener la integridad de la humanidad tal cual la conocemos, las que hacen una labor tan obviamente importante, que muchas veces no se visibiliza su gran esfuerzo.

 

Desde nuestra empresa SofOS,  vaya nuestro mayor reconocimiento a todas aquellas personas, familias, pequeñas, medianas, y  grandes empresas que están comprometidas con la producción de alimentos para la humanidad, desde aquel que obtiene la leche para unas pocas familias, hasta aquel que obtiene decenas de miles de pollo en un día para llevarlos a las grandes ciudades, desde aquel que produce unos pocos kilos de maíz para alimentar a su familia, hasta la empresa que produce miles de toneladas de trigo para hacer el pan con el que se sustenta toda una ciudad, desde el productor frutas para distribuirlas en su comunidad, hasta el que genera grandes cantidades de jugos que son distribuidas en muchas instituciones educativas.  A todos gracias porque cada uno de ustedes son muy importantes en nuestra sociedad. A todos, nuestro agradecimiento, y nuestro apoyo en lo que podamos contribuir con su noble tarea.

 

Por: Hernán Laurentin.

 

Importancia de la predicción del rendimiento en caña de azúcar en un contexto de transformación digital

La producción de caña de azúcar, así como la agricultura, es una actividad riesgosa debido a la cantidad de factores impredecibles que la afectan, tanto factores naturales como por ejemplo el clima, como factores regidos por el mercado como son los precios a los cuales se compra la tonelada de caña. Es por esto que los productores de caña de azúcar se enfrentan día a día al problema de tener que tomar decisiones acerca del proceso agrícola en cada uno de sus lotes de siembra, como necesidad de riego, necesidad de controles de malezas, plagas y patógenos, pero la mayoría de las veces sin tener una idea precisa del rendimiento que tendrán en cada lote; esta situación hace que la decisión tomada no siempre sea la más acertada. Las mejores decisiones sobre el proceso agrícola se tomarán cuando se tenga una buena y razonable predicción del rendimiento, junto a una información diaria de los factores impredecibles  como clima y precio de tonelada de caña o tonelada de azúcar, para poder conocer cómo afecta cada decisión al rendimiento y por tanto a la rentabilidad de cada lote de siembra. 

Actualmente, existen dos grupos de estrategias para predecir el rendimiento: estrategias sin observaciones sobre el cultivo y estrategias con observaciones sobre el cultivo. El primer grupo de estrategias se basa en el análisis de datos históricos de rendimiento y clima para estimar rendimientos futuros del cultivo, en procesos que probablemente aun ni siquiera se han iniciado, no hay observaciones sobre el proceso agrícola que se está dando, lo que hay es correlaciones entre patrones de condiciones climáticas ocurridas en el pasado y rendimientos del cultivo también ocurridos en el pasado. Este grupo de estrategias se ha llevado a cabo mediante minería de datos (data mining) y series de tiempo, y normalmente se utiliza para estimar rendimientos en grandes áreas geográficas, no como una fuente de información para el productor, sino como una fuente de información para organismos que orienten políticas de Estado. 

El segundo grupo de estrategias está basado en observaciones sobre el cultivo, por lo tanto su objetivo es estimar rendimientos de un un proceso agrícola ya iniciado. Esta estrategia ha sido llevada en dos vías: utilizando imágenes satelitales y por tanto cubriendo vastas zonas geográficas, o haciendo muestreos de tejido vegetal para obtener ciertos datos que se correlacionen con el rendimiento. En la mayoría de los casos en que se usan imágenes satelitales, los rendimientos estimados son en escalas globales, nacionales y regionales, para monitorear producción de caña de azúcar a gran escala; para esto se construyen índices complejos que se correlacionan con el rendimiento. 

Una variante de esta estrategia es el uso de drones, a los cuales se les pueden adaptar los mismos filtros de cámara que usan los satélites, para poder generar la misma información a nivel local. Esta aproximación requiere de un gran esfuerzo investigativo para poder correlacionar los distintos niveles de reflexión del espectro lumínico de las distintas variedades (que es lo que capta el dron, o el satélite) con distintas condiciones del cultivo (sin estrés, con estrés hídrico, con ataque de candelilla, con ataque de taladrador del tallo, etc.), de tenerse estas correlaciones se pueden obtener valiosas predicciones del rendimiento en cualquier momento del cultivo, pero implican como ya se mencionó, una fuerte inversión en investigación para tener resultados confiables 

Al hacerse muestreos de tejido vegetal, se pesa cantidad de tallo o biomasa que se produce en una cantidad determinada de metros lineales, y para estimar rendimiento por hectárea se extrapola a la cantidad de metros lineales que existan en esa hectárea muestreada. Esta estrategia cubre áreas relativamente pequeñas, lleva un trabajo más intenso puesto que se deberían hacer múltiples muestreos para monitorear el rendimiento de múltiples lotes de siembra, pero tiene la gran ventaja que dicha estrategia está totalmente bajo control del productor y por tanto es la única que puede ser usada directamente por el productor para tomar decisiones sobre su proceso productivo. Este grupo de estrategias es la más precisa porque está basada en la relación más simple: el desarrollo de una parte de la planta está estrechamente relacionado con la biomasa total a producir. Tomar muestras mensuales a partir del sexto mes de la siembra dará estimados de cantidades a cosechar muy precisas, los cuales unidos a los muestreos de azúcares en tallo permitirá una muy buena predicción de la cantidad de azúcar que se producirá en un lote determinado.  

Si se considera la transformación digital como el uso conjunto de una serie de herramientas informáticas que mejoran la generación, captación, almacenamiento y análisis de la información para contribuir en la toma de decisiones, la predicción del rendimiento en la caña de azúcar tiene un rol central en este concepto. La toma de decisiones evidentemente debe ser local, debe estar ajustada a la realidad de una unidad productiva, debe tener al alcance toda la información necesaria para tomar las mejores decisiones. 

Si en una unidad productiva dedicada a la a caña de azúcar se tiene información climática precisa (fundamentalmente precipitación, no a nivel global sino la que efectivamente ocurre en la unidad productiva), e información dinámica del suelo como lo es retención de humedad y contenido de nutrientes, así como resultados diarios o semanales de muestreos de insectos plaga, patógenos y malezas, y dinámica de precios de tonelada de caña de azúcar a través del año, agregando ahora predicciones de rendimiento desde el sexto mes del establecimiento de la plantación, se pueden tomar las mejores decisiones sobre la  conveniencia o no de aplicar determinado volumen de agua de riego, o de aplicación de controles sobre malezas, plagas y patógenos, o de adelantar o retrasar el corte, o de eliminar lotes de producción, o de rescatar a como dé lugar lotes de producción. 

Son operaciones dinámicas, cuya decisión de ejecutarla o no es multifactorial, lo cual resultaría un poco más sencillo para un productor de solo un lote de terreno de unas pocas hectáreas, pero conociendo que lo más frecuente es que las producciones de caña de azúcar están constituidas por decenas y por centenas de lotes de terreno, cada uno con una realidad agroclimática distinta, cubriendo amplias superficies de terreno, se hace necesario que las predicciones de rendimiento sean los más precisas posibles y que estas sean un elemento informativo más en la compleja red de información que supone la producción de caña de azúcar, para que, efectivamente, las decisiones a tomar durante todo el proceso productivo para cada uno de los lotes de producción, sean las más acertadas. 

 

Por: Hernán Laurentin 

Arquitecto Agroindustrial 

Nutriservicios Pecuarios salta a SAP S/4HANA

Nutriservicios Pecuarios salta a SAP S/4HANA

  • La empresa que ofrece soluciones a la industria porcina mexicana avanza en su proceso de transformación digital 

Con la celebración de un Kick Off, Nutriservicios Pecuarios (NSG) inició la migración de su sistema de recursos empresariales (ERP por sus siglas en inglés) hacia SAP S/4HANA, con el apoyo de SofOS. 

El 17 de diciembre ambas organizaciones congregaron a los colaboradores que integran el equipo de trabajo para presentar las fases del proyecto, la planificación y la metodología de implementación de su nuevo ERP; que pasará del SAP Business One, que está diseñado para PYMES, a SAP S/4HANA, que es el sistema de recursos empresariales más robusto de SAP, la empresa alemana de software de gestión. 

Nutriservicios Pecuarios es un grupo empresarial que está creciendo significativamente, con sede en Puebla y que ofrece soluciones a la industria porcina mexicana. Jaime Garduño, director financiero de la organización, señaló que el crecimiento radical del business core del grupo, así como el control y administración de dicho crecimiento, fue el primer desafío que motivó esta migración. “De igual forma, ser un grupo que tiene diferentes verticales de negocio nos obliga a contar con información verídica y oportuna desde cualquier lugar”. 

Explicó además, que otro desafío que los llevó a iniciar este cambio es la necesidad de integrar y homologar los procesos comerciales a través de un flujo de información más rápido, que les permita obtener resultados en tiempo real sobre las operaciones del grupo, con el objeto de tomar mejores decisiones. 

La idea de migrar se deriva en la mejora continua para un desarrollo del grupo más inteligente, rápido y eficiente. “Para lograr lo anterior sabemos que SAP S/4HANA lleva a cabo la creación de informes mediante el procesamiento de grandes y complejos volúmenes de datos, que nos ayudarán a un análisis de negocios en tiempo real”, señaló Garduño.  

Detalló además, que la migración integrará todas las áreas de gestión de Nutriservicios Pecuarios, como facturación, cadena de suministro, contabilidad, gestión financiera, comercial, manufactura, por mencionar algunas. Buscan que todas estén alineadas en la modernización del grupo con las nuevas tendencias empresariales en los distintos ámbitos en los que interactúan. 

Francisco José Curvelo, líder del proyecto por parte SofOS, indicó que efectivamente SAP S/4HANA les facilitará ese proceso y los ayudará a mejorar desde el punto de vista logístico y financiero, como también, a proyectar nuevas oportunidades de negocio y reducir el tiempo de retorno de la inversión.  

Al preguntarle sobre cuáles son los elementos clave de este tipo de implementación, Curvelo explicó que son disponer del sistema, que esté listo y operativo; contar con datos maestros fidedignos, y destacó la participación de los colaboradores, quienes debe ser muy activos y estar preparados desde el inicio del proyecto. 

Finalmente, Curvelo señaló que el compromiso de SofOS, como partner de SAP especialista en la transformación del sector agroalimentario, es lograr una migración exitosa para que Nutriservicios Pecuarios adopte y no adapte su nuevo ERP. Es decir, que junto con la implementación de esta tecnología la organización incorpore las mejores prácticas de la industria para el beneficio del negocio, y avance en el proceso de transformación digital que han iniciado las empresas con mayor visión. 

 

Por: María E. Campo

La tercera revolución agrícola: la revolución agromática

La tercera revolución agrícola: la revolución agromática

La agricultura puede ser definida como el conjunto de procesos ideados y llevados a cabo por el ser humano, que están orientados a producir materias primas vegetales y animales utilizadas fundamentalmente en la alimentación de la humanidad. La agricultura fue el proceso que cambió radicalmente el estilo de vida del ser humano, permitiéndole cambiar su condición nómada de cazador y recolector en la búsqueda de alimentos, a una condición sedentaria de productor de alimentos.  

 

Si algo ha caracterizado al ser humano ha sido su capacidad de cambiar los procesos que lleva a cabo gracias a la acumulación de experiencia y conocimiento en dicha actividad, a esta aseveración no escapa la agricultura. Es así como puede afirmarse que la actividad agrícola ancestral dista mucho de la agricultura actual debido al conocimiento cada vez mayor que ha logrado el ser humano sobre todos los aspectos involucrados en la agricultura.  

 

Según la forma de controlar los procesos, la historia de la agricultura presenta importantes hitos que permiten trazar una línea del tiempo y hablar de la agricultura en base a dichos hitos. Es así como se considera que la agricultura se inició aproximadamente 9000 años antes de Cristo, donde la selección empírica de plantas y animales silvestres fue dando forma a lo que hoy conocemos como cultivos y animales de cría. Se fue conociendo sobre las necesidades de agua y nutrientes tantos en plantas como en animales y así transcurrieron muchísimos siglos hasta que entre los siglos XVII y XIX se fue consolidando y registrando de manera escrita los conocimientos que se iban obteniendo sobre la fisiología de plantas y animales.  

 

Ya entrado el siglo XX se profundizó en el conocimiento de la vida  hasta llegar a descifrar la herencia. Es así como se inicia un avance vertiginoso en el conocimiento de la agricultura, tanto del organismo que se utiliza como de la necesidad de modificación del ambiente en que se desarrolla. Con este conocimiento se conceptualiza la necesidad de la eficiencia en la agricultura para producir más alimento requerido por una población creciente y cada vez más urbanizada, es decir, para alimentar a más personas con una cantidad constante y muchas veces decreciente de productores del campo. En este contexto se inicia la llamada Revolución Verde, la cual incrementó la producción de alimentos entre los años 1960 y 1980 mediante el incremento en la eficiencia de los procesos productivos lograda con el uso de cultivares producto de procesos de selección poblacional conjuntamente con el uso de insumos para la nutrición vegetal y para el control de poblaciones de insectos plaga y microorganismos patógenos.  

De forma similar, se obtuvieron razas y líneas genéticas de animales de cría que bajo entornos de producción con alimentación controlada y bajo óptimas condiciones sanitarias permitieron una mayor producción de alimentos para el ser humano. Conociendo la forma de herencia de las características agronómicamente importantes y conociendo en profundidad la fisiología y la nutrición vegetal y animal, se logró una mayor producción de alimentos por unidad de superficie.  

 

El conocimiento incremental de la molécula de ADN así como su funcionamiento, permitió al ser humano manipular esta molécula a nivel de células, y es así como se logra una segunda revolución en la agricultura al lograr obtener organismos genéticamente modificados (OGM), los cuales pueden portar secciones de ADN que no pertenecen a ningún individuo de su especie, pero les da ventajas competitivas en el entorno de producción, haciendo ésta más eficiente; esta es una revolución que pudiéramos llamar la Revolución Biotecnológica, y se ha estado dando desde finales del siglo XX.  

 

Tanto la Revolución Verde como la Revolución Biotecnológica buscan mejorar a priori el desempeño del proceso agrícola: al tener cultivares y razas genéticamente mejorados, bien sea por selección convencional o por manipulación directa del ADN, y al conocer la influencia del ambiente de producción y tomar las previsiones antes de iniciar el proceso productivo, se espera como resultado un óptimo desempeño. Sin embargo, la agricultura mantiene su esencia desde que se originó: sus procesos productivos se dan sobre entidades biológicas inmersas en un ambiente de producción, lo cual permite miles de combinaciones de variables que no pueden ser totalmente controladas, bien sean variables biológicas propias del organismo en producción, o variables ambientales con un alto efecto sobre la producción. Es por esto que el productor controla su proceso mediante indicadores que debería ir generando durante el proceso productivo. 

 

Al considerar que la Revolución Verde y la Revolución Biotecnológica han logrado la eficiencia del proceso a priori, la responsabilidad de llevar a buen término el proceso productivo recae en el productor del campo, por lo cual es necesario que cuente con las herramientas requeridas para la toma de decisiones concernientes a cambios en la forma como se planificó el proceso basado en lo que se está observando de dicho proceso. Se hace necesaria una Tercera Revolución Agrícola que complemente los grandes avances de las dos revoluciones anteriores, esto permitiría mejorar el proceso productivo según los que vaya indicando el propio proceso, mejorar el proceso en “tiempo real” y no solo conocer por qué el proceso productivo anterior no resultó en lo planificado. Para el logro de esto lo que hace falta es Información, por lo tanto la Tercera Revolución Agrícola es la Revolución Agromática, revolución que provea de las herramientas necesarias para conocer lo que está ocurriendo en el proceso productivo en cualquier momento que se desee, herramientas que faciliten al productor la toma de decisiones sobre la incorporación de prácticas no planificadas con la finalidad de que el proceso productivo resulte lo más eficiente posible.  

Esa información debe verse desde la perspectiva técnica o biológica, pero también debe ser vista desde la perspectiva financiera.  

 

Las herramientas de la Revolución Agromática pueden agruparse en aquellas que permiten el registro y monitoreo de información, aquellas que almacenan la información, y en aquellas que analizan esta información. En la primera categoría están las Apps que permiten registrar los datos de producción in situ, logrando así disminuir los errores de transcripción; son las llamadas herramientas de control de producción. Por supuesto, para hacer un control eficiente es necesario tener una referencia inicial, lo cual se logra con herramientas que permitan planificar la producción. También en esta categoría se incluyen los sensores que permiten captar segundo a segundo los parámetros ambientales de importancia, lo cual se logra mediante Internet de las Cosas (IoT, por las siglas en inglés de Internet of Things), que si su señal está conectada a “la nube” serán mucho más versátiles pues se podrán consultar los registros on-line desde cualquier lugar del mundo.  

 

En la segunda categoría en que se agrupan las herramientas que almacenan la información, se encuentran las Plataformas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP por las siglas en inglés de Enterprises Resources Planning), que tienen la capacidad de almacenar e integrar toda la información de producción, logística y financiera que pueda darse en un entorno productivo, siendo esto especialmente valioso en las grandes corporaciones que mantienen muchos procesos productivos a un mismo tiempo, muchas veces procesos productivos disímiles; al igual que la categoría anterior, se hace más versátil si está en la “nube”.  

 

En la tercera categoría que involucra las herramientas de análisis se encuentran las relacionadas con Big Data, orientadas al manejo y análisis de grandes volúmenes de información y la Inteligencia Artificial, que son herramientas que permiten analizar millones de combinaciones de variables y reportes, bien sea de producción o registros o señales de IoT sobre el ambiente, y así poder explicar las razones de resultados de producción y sugerir las posibles causas de desviaciones con respecto a lo planificado, siendo esto lo que da mayor importancia a estas herramientas ya que se pudiera simplificar en concepto, que la inteligencia artificial tiene la capacidad de consolidar la información generada, monitoreada y almacenada con las herramientas antes descritas para explicar los resultados y sugerir posibles cambios en el manejo para lograr finalmente resultados muy cercanos a los planificados. Estas herramientas no se restringen a resultados productivos, también deben involucrar resultados financieros. 

 

De esta manera se puede concluir que la agricultura ha venido haciéndose más eficiente en su objetivo de producir más en menor cantidad de superficie. El primer gran salto cualitativo y cuantitativo se dio con la Revolución Verde; conceptualmente dentro de esta se da una segunda revolución, la Revolución Biotecnológica que permite crear organismos con una mayor capacidad de producción que usan de manera más eficiente el ambiente. Actualmente se está dando una tercera revolución, un tercer salto cualitativo y cuantitativo en la producción agrícola, mediante la Revolución Agromática, que permite una gestión más eficiente de la información para poder decidir en tiempo real como manejar y superar las desviaciones negativas que se estén dando en un proceso productivo. 

 

Por: Hernán E. Laurentin T. 

 

9 Tendencias que marcarán la digitalización del sector agroalimentario en Latinoamerica

Los primeros 20 años del siglo XXI nos dejaron la Cuarta Revolución Industrial y sus tecnologías digitales que como nunca antes están impactando a muchos sectores, con cambios rápidos y en gran escala. Aunque el sector agroalimentario ha tardado un poco en aprovechar sus beneficios, se espera que en los próximos años se acelere su digitalización, porque como ha dicho la consultora IDC, la economía mundial llegará a la supremacía digital en el 2023 y las tecnologías disruptivas se posicionarán como indispensables para las industrias latinoamericanas. 

La aplicación de tecnologías como Inteligencia Artificial, Big Data, Internet de las Cosas, Cloud Computing, Movilidad y Blockchain en distintos ámbitos de la producción agroalimentaria se conoce como Agtech o Agromática. Y como han señalado la FAO y el Foro Económico Mundial, estas representan una gran oportunidad para acelerar la transformación del sistema alimentario global que debe ser más sostenible, para cumplir en el año 2030 con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, y en el 2050, poder alimentar a los casi 10 mil millones de habitantes que tendrá el mundo.  

El informe Perspectivas Agrícolas OCDE – FAO señala que América Latina y el Caribe que representan actualmente el 14% de la producción mundial de alimentos, pasarán de aportar el 23% al 25% de las exportaciones mundiales de productos agrícolas y pesqueros para el 2028, gracias a que se prevé que su producción aumente por la adopción de innovaciones tecnológicas que mejorarán su rendimiento. 

Con base estas ideas generales, hemos detectado las siguientes nueve tendencias que marcarán la digitalización de la industria agroalimentaria del mundo y que deben ser atendidas, especialmente en esta parte del continente.  

 

  1. El dato, el nuevo insumo del productor agroalimentario.SofOSAgfunder coinciden en señalar que industria está cambiando de analógica a digital con la adopción de sistemas o software de gestión especializados para empresas agroalimentarias, por industria, que están abarcando todos los procesos productivos desde el campo, potrero, corral o granja, backoffice, producción agroindustrial, logística hasta el consumidor. David Ruiz, director comercial de SofOS México, opina que este debe ser el primer paso que debe dar una empresa para transformarse y en este proceso será tan importante el talento de TI y los equipos de ciencia de datos como los agricultores, agrónomos, médicos veterinarios, zootecnistas e ingenieros agroindustriales. Gracias a estos profesionales y a tecnologías como el ERP o Core Digital y la Inteligencia Artificial (IA), los agronegocios aprovecharán el poder de los datos como nunca antes para tener mayor control en toda la cadena, disminuir los costos, detectar nuevas oportunidades y tomar decisiones en tiempo real. En consecuencia, estas empresas irán demandando cada vez más profesionales de TI y datos. 

 

  1. Las empresas agroalimentarias buscarán crear sus propiasAgtech, incluso serán nuevas líneas de negocio. Gartner ha indicado que la tecnología está impulsando a que algunas empresas se abran a nuevos modelos de negocio, y la posibilidad de monetizar a partir de diferentes servicios. Ruiz explica que efectivamente esto está ocurriendo en las empresas con mayor visión, donde frente a la necesidad de implementar tecnologías que les ayuden a resolver sus problemas más importantes, desarrollan proyectos decoinnovación con sus socios tecnológicos para generar nuevas tecnologías que una vez adoptadas colocan a la empresa en una posición de ventaja en su propia industria, donde posteriormente las ofrecerán como soluciones probadas frente a problemas compartidos. De esta manera, se perfila que las empresas aprovecharán su propia inversión en TI para hacer nuevos negocios.  

 

  1. Hiperautomatización, dispositivos autónomos y la robótica en los agronegocios.Para Gartner la tecnología está acelerando la automatización de tareas que otrora eran ejecutadas por humanos. Esto es una muy buena noticia para la industria agroalimentaria donde la escasa mano de obra es uno de sus mayores problemas. Así que ya es una tendencia la utilización de dispositivos como sensores, drones, robots en general que tienen la capacidad de operar en entornos abiertos y cerrados, que con el uso de la IA y Machine Learning (ML) o el aprendizaje automático, están ayudando a automatizar cada vez más los procesos para que el talento de las empresas se encargue de las actividades de mayor valor, para las cuales no podemos ser reemplazados. Gartner explica que la hiperautomatización a menudo resulta en la creación de un gemelo digital de la organización y que implica la combinación de herramientas, para que las empresas pueden visualizar o proyectar cómo interactúan funciones, procesos e indicadores para generar nuevas oportunidades.  

 

  1. Transparencia, rastreabilidad e inteligencia artificial a favor de la inocuidad alimentaria.De acuerdo con lo reportado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), todos los años una de cada diez personas sufre algún problema de salud luego de comer. Frente a esta realidad, la FAO, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria el año pasado, afirmó que la transformación digital complementa los métodos analíticos existentes para una mejor vigilancia, prevención de enfermedades y capacidad de respuesta a situaciones de emergencia. En este contexto las autoridades sanitarias que velan por la inocuidad alimentaria de los Estados Unidos, la Unión Europea y Australia han anunciado la modernización de sus sistemas de seguridad alimentaria con un enfoque más eficaz con el establecimiento de estándares de trazabilidad y el aprovechamiento de las tecnologías emergente. Esto sin duda llevará a las empresas agroalimentarias exportadoras a adoptar las tecnologías que les ayude a transparentar sus procesos productivos y el cumplimiento de las normas de inocuidad exigidas por cada país.

 

  1. Agricultura vertical y protegida urbana.Gracias al desarrollo tecnológico de la agricultura protegida, se estánconvirtiendo en una tendencia las iniciativas de producción en las ciudades y en los propios hogares donde con la agricultura vertical es posible cultivar en espacios reducidos. Estas van dotándose de tecnologías digitales y sistemas de gestión para ser operadas con mayor precisión, control y menor cantidad de personas. De esta manera se pueden atacar varios problemas como la distancia entre las unidades de producción y los centros de consumo, disminuir las pérdidas de alimentos en toda la cadena, uso eficiente del agua, disminución del uso de agroquímicos, etc. 

 

  1. La Edge Computing para los dispositivos deIoTdel sector agroalimentario. Teniendo en cuenta que esta se refiere a cómo toda la tecnología del Internet de las Cosas tendrá la capacidad de procesar la información en la misma fuente de origen, para mantener el tráfico local y disminuir la latencia, en las TI del sector agroalimentario esta tecnología será de gran utilizada porque en las zonas rurales son comunes los problemas de conectividad. De manera que un Agtech que capte y procese in situ los datos puede convertirse en tendencia. 

 

  1. La nube distribuida un servicio clave para la dispersión geográfica de la industria agroalimentaria.La nube distribuida es otra corriente identificada por Gartner que en opinión deSofOS puede ser de gran utilizada para las empresas del agro, especialmente por la dispersión geográfica que caracteriza este negocio. De acuerdo con la consultora, la nube distribuida se refiere a la distribución de los servicios de nube pública a ubicaciones fuera de los centros de datos físicos del proveedor de la nube, sin que este deje de controlarlos.  

 

  1. Democratización de las tecnologías también para el agro.Se espera que para los próximos años la tecnología logre democratizarse porque su acceso será más fácil, requerirá menos experiencia técnica y capacitación previa. Se ve como una tendencia en los próximos años que los actores de toda la cadena de valor se unan para eliminar barreras de infraestructura, económicas y educativas para la adopción de tecnologías digitales y acelerar la transformación del sistema alimentario. Para esto es importante el rol de los gremios de productores para unir esfuerzos económicos para desarrollar las innovaciones tecnológicas que les ayuden a resolver sus problemas, ser más eficientes, aumentar su competitividad, entrar a nuevos mercados,etc… Buscarán trabajar juntos para que nadie en la industria quede fuera de la transformación digital. 

 

  1. Economía de la Experiencia es para los agronegocios.Las empresas del sector agroalimentario pueden sacarle provecho de manera especial a la Economía de la Experiencia, que es aquella que considera los sentimientos de los consumidores tan importantes como la calidad de los productos y servicios que ofrecen las empresas. El director comercial deSofOS México explica que los alimentos no solo nutren, sino que se relacionan con emociones, lugares, cultura, preocupaciones, necesidades, y expresan lo que somos como individuos y colectivo. Esta es otra tendencia que estará definiendo el mundo de los negocios en los próximos años y para la cual, la tecnología es clave porque de acuerdo con SAP, para ser parte de esta economía las empresas deben transformarse en empresas inteligentes, con la adopción de tecnologías digitales para poder convertir los datos en información e identificar las necesidades que los clientes expresan.  

 

Finalmente, Ruiz destaca que todas estas tendencias nos revelan que el nuevo sistema alimentario que se está gestando en el mundo necesitará empresas agroalimentarias inteligentes que tengan sus procesos conectados, den mejores oportunidades a su fuerza laboral, gestionen las experiencias de sus clientes y con una plataforma de datos unificada que les permita ser sustentable, innovadora y responder a lo que el consumidor nacional y en cualquier parte del mundo demande, en temas relacionados con la calidad nutricional, inocuidad, seguridad alimentaria, abastecimiento sostenible, transparencia de la cadena de valor, etc.  

Y como Gartner ha dicho, muchas de las corrientes no son aisladas, por tanto, los líderes de TI deben decidir qué combinación de estas impulsarán las estrategias de digitalización y la innovación en sus empresas. 

8 Acontecimientos que marcaron el 2019 para SofOS Guatemala

El 2019 es un año de muchas oportunidades recibidas y logros alcanzados, es por esto que queremos agradecer y resumirlas en 8 acontecimientos:

 

  1. En el mes de enero celebramos el go live de la empresa multinacional Multigroup del proyecto de implementación de S/4 HANA. Esta corporación cuenta con 3 centros productivos, 2 en Guatemala y 1 en Nicaragua, equipados con tecnología de clase mundial operando bajo las más estrictas normas de calidad propias de la industria.

 

  1. El pasado 6 de febrero se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá, Colombia, el Partner Kick Off Meeting de SAP LAC NORTH (PKOM). En esta oportunidad, SofOS Guatemala quedó como uno de los tres finalistas de este importante evento en la región; Otto Paiz, Gerente Comercial de SofOS Guatemala, fue el encargado de recibir los créditos, dónde SofOS quedó finalista como socio SAP de mayor crecimiento durante el 2018 (Highest Growth Partner 2018) y como socio de mayor ingreso en Centroamérica en 2018 (Highest Revenue Performer 2018 GB Central America).

 

  1. El 15 de febrero participamos en el evento SAP NOW Guatemala 2019, bajo el lema “Evolucione hacia la empresa inteligente”. SofOS Guatemala estuvo presente en este evento tan importante para el ecosistema SAP, en calidad de patrocinante, donde participamos con un Stand que fue atendido por representantes de la organización en esta región.

Edilzar Samayoa de Alimentos S.A, , Victor Sagastume, de Corporativo Hermanos Castillo, Otto Paiz, Gerente Comercial SofOS Guatemala, Maria Ubieto, Coordinadora de Mercadeo SofOS Guatemala y José Tortolero Gerente de Preventas de SofOS.

 

  1. En abril logramos terminar con éxito la Fase 1 del desarrollo e implementación del proceso de Granjas avícolas en CMI. Desde 1964 CMI empieza con la operación avícola donde los valores que representan a ambas empresas resulto ser el mejor complemento para el éxito de este desarrollo e implementación.

 

  1. El 24 de Julio participamos del evento Feria de Innovación SAP. En ella José Tortolero presentó nuestra ACP Agriculture Control Platform, que está enfocado en convertir procesos de seguimiento reactivos en proactivos, permitiendo una toma de decisiones en tiempo real sobre los ajustes necesarios para mantener e incrementar la eficiencia de dichos procesos. Esta importante innovación no solo aplica para la agroindustria, sino que puede ser extensible a todo tipo de industrias ya que su enfoque no solo es  lograr un detalle granular de los procesos también es  realizar predicciones a través de la tecnología de análisis predictivo en conjunto con un sistema de alerta temprana, que aprovecha la inteligencia artificial y las plataformas de  mensajería  para emitir información crítica en tiempo real para todos los responsables de cada proceso.

José Tortolero, Gerente de Preventas y Otto Paiz Gerente Comercial de SofOS

 

  1. En el mes de agosto se dio a conocer el Caso de Éxito ALCSA con la implementación de nuestra Solución SofOS Smart Productos de Consumo – Alimentos y Bebidas basada en SAP S/4 HANA. Con beneficios como Mejoras en el control de gastos operativos y no operativos, Visibilidad y administración de costos de producción, Información en tiempo real para la toma de decisiones, Mejoras en todos los controles y visibilidad de los costos y pagos de la nómina (planilla) empresarial, entre otros.

Silos Empresa ALCSA

7. Seguimos trabajando en la transformación digital y en el mes de octubre realizamos el go live de la Corporación Multi Inversiones con la implementación de los proyectos Fiori. Esta corporación familiar multilátina con agrupaciones de negocio como CMI Alimentos, molinos de harina de trigo, producción de pasta y galletas; industria avícola, porcícola, procesados y fabricación de embutidos; alimentos balanceados para animales y mascotas; industria de restaurantes, con su marca Pollo Campero, entre otros.

 

8. Recibimos nuevamente la certificación del Programa Partner Center of Expertise 2019 conocida como PCoE, una de las certificaciones más importantes que SAP exige a sus partners. Con él garantizamos a nuestros clientes el compromiso frente a los estándares técnicos para la implementación de soluciones, atención, servicio al cliente y soporte.

Certificado PCOE Guatemala 2019

La Economía de la Experiencia es para los agronegocios 

  • El próximo 13 de febrero en el SAP NOW México las empresas conocerán cómo aprovechar la economía que se centra en los sentimientos de los consumidores. 

 

La Economía de la Experiencia, que es aquella que considera los sentimientos de los consumidores tan importantes como la calidad de los productos y servicios que ofrecen las empresas será el tema central del SAP NOW 2020 que tendrá lugar el 13 de febrero en la Expo Santa Fe de la Ciudad de México. 

 

Para David Ruiz, director comercial de SofOS, las empresas agrícolas, ganaderas, avícolas, porcícolas y agroindustriales de México pueden beneficiarse de manera especial de la Economía de la Experiencia, porque los alimentos no solo nutren, sino que en torno a estos se manifiestan emociones, preocupaciones y necesidades, así como también, expresan lo que somos como individuos y colectivo. 

 

De acuerdo con SAPpara ser parte de la Economía de la Experiencia las empresas deben transformarse en empresas inteligentes. Es decir, necesitan adoptatecnologías digitales como el core digital o ERP, inteligencia artificial, machine learningblockchain e internet de las cosas para poder convertir los datos en información e identificar las necesidades que los clientes expresan para ofrecerles experiencias excepcionales, así como también, mejorar la productividad y aumentar el compromiso de sus empleados.  

 

Ruiz destaca que actualmente se está gestando en el mundo un nuevo sistema alimentario que con el apoyo de las referidas tecnologías podrá producir más comida de calidad con menos recursos naturales para los 10 mil millones de habitantes que tendrá el planeta en el año 2050. 

 

“El nuevo sistema alimentario necesitará empresas agroalimentarias inteligentes que tengan sus procesos conectados, gestionen las experiencias de sus clientes y con una plataforma de datos unificada puedan innovar y responder a lo que el consumidor y el planeta necesitan. 

 

Empresas agroindustriales inteligentes en México  

 

México es el octavo exportador agroalimentario del mundo, líder en productos como aguacate, berries, jitomate, mango, nueces, carne bovina, pimientos, espárragos, nuez, limón, pepinos, cebolla y bebidas como la cerveza y el tequila. David Ruiz opina que convertir a estos agronegocios en empresas inteligentes les permitirá hacer más con menos, mejorar la experiencia del consumidor y adelantarse para aprovechar las oportunidades. 

 

Subraya que el sector agroalimentario del país necesita más empresas que con la ayuda de la tecnología, coloque en el centro de sus estrategias al consumido nacional y de cualquier parte del mundo, para abordar de manera proactiva sus preocupaciones en temas relacionados con la calidad nutricional, inocuidad, seguridad alimentaria, abastecimiento sostenible, transparencia de la cadena de valor, etc. 

 

SAP NOW México 2020 

 

El próximo 13 de febrero en el SAP NOW México, la trasnacional alemana de tecnologías para la gestión empresarial y sus partners, como SofOS, mostran cómo construir una Empresa Inteligente en la Era de la Economía de la Experiencia 

 

Para asistir a este evento únicamente es necesario registrase en la página oficial SAP NOW México. 

 

 Por: María E. Campo