Argentina: Las plantas suspenden turnos de producción

IndautomotrizEl sector automotor, gran impulsor del crecimiento industrial argentino en la primera mitad del año, atraviesa momentos difíciles. Algunas terminales locales, afectadas por la caída de la demanda en Brasil, país al que se dirige más del 85% de las exportaciones argentinas de vehículos, han tenido que suspender turnos de producción y otras están analizando adoptar la misma medida. Esto, pese al buen momento que atraviesan las ventas en el mercado doméstico – comentó el influyente diario “La Nación”.

En las últimas semanas se supo que las plantas de dos marcas automotrices importantes ubicadas en Córdoba, suspendieron turnos como consecuencia de la menor demanda externa. No se trató, sin embargo, de casos aislados. Otra terminal, que destina cerca del 80% de sus exportaciones al mercado brasileño, también suspendió a una parte de su personal, según confirmaron fuentes de la empresa a “La Nación”.

La medida afecta a alrededor de 200 operarios, quienes mientras dure la suspensión recibirán, como medida compensatoria, cursos de capacitación. Los efectos de las suspensiones se sienten también, aunque aún de manera acotada, en el sector autopartista. Algunas terminales (siempre en estricto off the record) aseguran que las suspensiones son una posibilidad que no se descarta. «No hemos suspendido aún, pero es un tema que se está analizando día a día», dijeron en una automotriz. «No hemos dispuesto ninguna suspensión, pero estamos con las luces amarillas encendidas», admitieron en otra.

La variable determinante, coincidieron todos, es la evolución de los despachos a Brasil. En el acumulado de enero a agosto, según la Asociación de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea), los patentamientos de vehículos nuevos en ese país registraron una caída de 1,2% frente al mismo período de 2012. Sólo en agosto la baja interanual fue de 21,6%. En ese mes, después de cinco meses consecutivos de crecimiento, la producción y las exportaciones argentinas de autos sufrieron una caída interanual, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Los números de venta en Brasil contrastan con lo que ocurre en el mercado interno, donde los patentamientos, según la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), crecieron un 9,6% interanual en el acumulado de enero a agosto. De hecho, en algunas terminales resaltaron que fue, precisamente, el buen desempeño del mercado local el que evitó que hasta la fecha se concretaran más suspensiones de trabajadores.

La sensibilidad del sector automotor argentino ante una caída en la demanda de Brasil se debe a la creciente dependencia hacia ese mercado. En el acumulado de enero a agosto, según Adefa, la Argentina exportó 296.328 vehículos, lo que representa el 55% de la producción total en el mismo período. El 86,1% de las ventas al exterior (255.261 unidades) se dirigieron a Brasil. A modo de comparación, en 2007 se exportaron 316.410 vehículos y la participación de Brasil fue de 62,1%. En ese año el segundo mercado de exportación fue México, con una participación cercana a 13%.

Actualmente el segundo mercado en importancia (Europa) abarca apenas 4,6% de las exportaciones y México pasó a tener una participación marginal de 2,1%. Referentes del sector, entre ellos algunos gerentes regionales de terminales instaladas en el país, han relacionado la creciente dependencia con el mercado brasileño con la pérdida de competitividad de la industria argentina en general. Para Jorge Todesca, Director de Finsoport, es difícil pensar que con las condiciones actuales de costos y tipo de cambio el sector automotor argentino pueda exportar en grandes cantidades a otros destinos, más allá de Brasil. Sin embargo, él opina que la dependencia de ese país también puede ser vista como una oportunidad, ya que el mercado doméstico no es lo suficientemente grande como para sostener la industria automotriz. «Sin Brasil no tendríamos una industria como la que tenemos», explicó.

Fuente:

http://flash.guiamotor.com/Noticias.aspx?Fecha=17%2f09%2f2013

 

Siete razones por las que los pollos no se alimentan con hormonas

  1. alimentacionavicolaEl uso de hormonas es ilegal. En los Estados Unidos y en muchos otros países, se realizan controles muy estrictos sobre el uso de hormonas o sustancias parecidas a las hormonas en los alimentos para animales. No hay ningún caso en el que esté aprobado el uso de hormonas en aves. Aunque se podría alegar que el uso ilegal de hormonas podría darse ocasionalmente, se aclarará más adelante, no existe razón lógica para usar estos componentes en la producción avícola.
  2. Las hormonas no son eficaces. La administración de hormonas de crecimiento no conduce a un aumento del crecimiento en los pollos. De manera similar, la inyección de hormonas del crecimiento en humanos no lleva al desarrollo de un equipo de baloncesto ganador. El crecimiento es el resultado de una combinación muy compleja de funciones metabólicas, que dependen de una selección amplia de señales endocrinológicas.
  3. La administración es muy difícil. Como en el caso de la insulina, que se usa en el tratamiento de la diabetes, la hormona del crecimiento es una proteína. Si alguna de estas hormonas se consumiera por la vía oral, se digerirían rápidamente del mismo modo que ocurre con las proteínas del maíz o la soya. Es bien sabido que los diabéticos tienen que inyectarse la insulina. Por lo tanto, aunque hubiera probabilidad de que se diera un efecto positivo, la hormona del crecimiento tendría que inyectarse en los pollos con frecuencia.La logística para inyectar a miles de pollos con la hormona ilustra la imposibilidad de esta situación. Las investigaciones indican que la liberación de la hormona del crecimiento natural en pollos es pulsátil, llegando a su pico más alto cada 90 minutos. Esto podría implicar que si la hormona de crecimiento se fuera a administrar eficazmente, el único modo factible de hacerlo sería a través de administración intravenosa frecuente.
  4. Coste alto. Como la hormona de crecimiento del pollo no se produce comercialmente, su coste sería extremadamente alto. Si se fuera a administrar 1 mg a un pollo de engorde, el coste sería excesivo para el valor del pollo en sí mismo. Obviamente, esto no tiene sentido desde el punto de vista comercial.
  5. Impacto negativo en el rendimiento del pollo. El pollo moderno se ha seleccionado genéticamente para crecer tan rápidamente que a veces se topa con limitaciones físicas. Todos estamos familiarizados con el caso de chicos jóvenes que, cuando entran en la pubertad, experimentan un tasa de crecimiento que aumenta rápidamente. El “estirón” normalmente viene acompañado de una inflamación de las articulaciones y otros problemas. Del mismo modo, el pollo de engorde moderno vive literalmente al borde su máximo metabólico.
    De hecho, la restricción alimentaria se recomienda a veces (ya sea una restricción física o una reducción de la densidad nutritiva) para reducir la tasa de crecimiento y limitar la incidencia de cojera, ataques al corazón y ascitis. En las regiones tropicales, una tasa de crecimiento que aumenta rápidamente casi seguro duplicaría, triplicaría e incluso cuadruplicaría la tasa de mortalidad de los pollos a causa de estrés calórico. Por lo tanto, sería muy contraproducente que de repente se forzará una tasa de crecimiento más alta en pollos de engorde.
  6. ¿Y qué hay de los esteroides anabólicos? El abuso ocasional de esteroides anabólicos en atletas aparece periódicamente en la prensa. No existe duda alguna de que su uso lleva a un aumento de la masa muscular. Sin embargo, este efecto en atletas solo es posible cuando su uso se combina con un entrenamiento físico riguroso, como el levantamiento de peso. Lo que hace la cuestión de los esteroides aún más improbable es que la parte más valiosa del pollo, la pechuga, está formada por músculos que se usan para levantar y bajar las alas. Los pollos llevan miles de años sin volar. Sin ejercicio no se obtienen beneficios de los esteroides anabólicos.
  7. Las hormonas simplemente no se necesitan. El crecimiento extremadamente rápido de los pollos de engorde se explica con mucha facilidad sin recurrir a las hormonas. Al analizar los registros de las firmas genéticas se apreciará que durante las últimas décadas las aves han alcanzado el peso de mercado especificado un día antes cada año.

El reto para los avicultores es suministrar alimentos balanceados de alta calidad (proteínas, vitaminas, minerales, etc.) y un entorno saludable en el galpón avícola, lo que incluye el aislamiento del techo, la ventilación y las cantidades adecuadas de comederos y bebederos para satisfacer el potencial genético prodigioso de los pollos de engorde.

Para aquellos que están familiarizados con los aspectos técnicos de la producción avícola, el crecimiento rápido de los pollos de engorde es una consecuencia lógica de las mejoras lentas pero constantes en genética, nutrición, manejo y control de enfermedades. Las hormonas, simplemente, no hacen falta.

La SofOS Smart Avícola™ cuenta con una funcionalidad de manejo de estándares de alimentos, medicinas y vacunas que permite gestionar estas tareas y establecer comparaciones entre lo planificado y lo realizado.

Fuente:

http://www.elsitioavicola.com/articles/2454/siete-razones-por-las-que-los-pollos-no-se-alimentan-con-hormonas#sthash.HZYuFHGX.dpuf

Tendencias del mercado mexicano de bebidas alcohólicas

La firma de investigación de mercado Euromonitor International identifica cinco principales tendencias en el mercado de bebidas alcohólicas en 15 países del continente americano, encontrando en el consumo de cerveza un impulso para seguir creciendo.

En el caso de México, donde gran parte de la población empieza su consumo incluso antes de tener la edad que marca la ley –17.4 años en promedio, según la encuesta Consumo de bebidas alcohólicas en México de Consulta Mitofsky–, estas son las tendencias identificadas por la investigadora de mercados para el sector de las bebidas alcohólicas:

Según las cinco tendencias identificadas en el estudio de Euromonitor International, la industria de las bebidas alcohólicas ha tenido dificultades en los últimos años debido a la recesión económica y la constante violencia en todo el país, pero en 2012 “se ha recuperado impulsada por ventas comerciales de bebidas alcohólicas a medida que más gente retorna al trabajo y se adapta a las amenazas contra la seguridad”.

“El consumo de vino per cápita, de menos de un litro por persona, es aún muy bajo en México, otorgándole al mercado mucho más espacio para crecer en los próximos años”, apunta el reporte de Euromonitor International.

También se deja colar en estas tendencias la “premiumnización” como estrategia de marketing y las mejoras tecnológicas en el proceso productivo como estrategia de crecimiento.

SofOS Smart Alimentos y Bebidas™ es la plataforma idónea para monitorear todo el proceso productivo de bebidas alcohólicas, evaluar la rentabilidad del diseño de nuevos productos entre otras cosas. Su respaldo es ideal para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen estas tendencias.

tendencias-mercado-mexicano-bebidas

 

Fuente: http://www.altonivel.com.mx/38414-bebidas-alcoholicas-y-sus-tendencias-en-mexico.html

Auditando el Ciclo de Compras en SAP

auditoria-interna

El proceso de compras es uno de los procesos vitales de la empresa por el inminente riesgo de convertirse en una fuga de fondos al no monitorearse cuidadosamente. Las empresas que cuentan con SAP como sistema de gestión empresarial emplean en su ciclo de compras dos documentos principales: la “Solicitud de Compra” y el “Pedido”. La “Solicitud de Compra” es un documento interno que un área de la empresa utiliza para realizar pedido al área de compras. A pesar de ser un documento interno tiene definidas estrategias de liberación. El “Pedido” es una Orden de Compra, generada por el área de compras y que trasciende el ámbito de la compañía es decir que va al Proveedor, también se le puede definir una estrategia de liberación.

El “Pedido” como tal, es el documento en donde se articula la relación entre la Recepción de las Mercaderías y las Facturas Recibidas del Proveedor. Es decir, que a través del “Pedido” se relacionan las mercaderías solicitadas con las mercaderías recibidas y con las mercaderías efectivamente facturadas. Esto en SAP es denominado “Three Way Matching” y constituye uno de los controles fundamentales existentes en SAP dentro del Ciclo de Compras.

El otro control relevante son las propias estrategias de liberación que pueden ser configuradas, y como ya hemos mencionado pueden ser definidas tanto para la “Solicitud de Compra” como para el “Pedido”. Estas estrategias son perfectamente configurables y permiten definir qué personas dentro de la organización tendrán la función de autorizar el documento. Las estrategias pueden ser definidas como un Workflow, es decir que una determinada persona deberá aprobar el documento de forma previa a que otro autorizante pueda realizar dicha aprobación, entre otras opciones que el sistema permite. Esto garantiza que todas las compras sean aprobadas y por lo tanto asegurando la exactitud y validez de las compras que estamos realizando.

Con respecto al control de “3 Way Matching” que mencionamos anteriormente, en dicho control se pueden estar definiendo tolerancias, tanto en cantidad o en precio. Esto permite cierta flexibilidad a la hora de recibir una factura, dado que no siempre recibimos la factura por el importe total, ya que puede ser un anticipo o bien facturas periódicas, por ejemplo. Estas tolerancias permiten esta discrecionalidad y flexibilidad en la operatoria pero también la convierte en un aspecto fundamental a auditar, básicamente que esas tolerancias se encuentran bien definidas.

En consonancia con las tolerancias que se pueden establecer a la hora de recibir una factura, existen otras tolerancias que pueden ser definidas al momento de recibir las mercaderías. También esta configuración permite una relativa flexibilidad en la operatoria de recepción de mercaderías, dado que no siempre se recibe la totalidad de la mercadería, de hecho para ciertos bienes que no son medibles a través de unidades (por ejemplo televisores, autos, etc.) es muy difícil que se reciba exactamente la cantidad solicitadas (en la operatoria de granos no siempre se recibe la cantidad exacta, cuando se compra carbón muchas veces el grado de humedad ambiente o una lluvia previa, determinan que el mismo pese más o menos), por lo tanto es necesario tener una cierta flexibilidad. El secreto es que dicha flexibilidad sea acorde con el bien que manejamos y sea ante todo razonable. Un análisis de las tolerancias definidas es un aspecto importante que el auditor deberá tener en consideración.

De lo visto anteriormente podemos estar definiendo tres controles claves que debemos tener en consideración al momento de evaluar el ciclo de compras dentro de SAP:

  1. Las estrategias de liberación definidas en el sistema. Básicamente el control se centra en que las mismas estén bien definidas, lo que implica contrastar lo definido en el sistema con lo oportunamente autorizado por la empresa.
  2. El control de 3WM definido, teniendo en consideración que las tolerancias tanto en cantidad como en precio sean las correctas y razonables en función de la realidad y las operaciones de la compañía.
  3. Que las tolerancias definidas al momento de recibir las mercaderías, sean acordes con el tipo de productos que estamos manejando. Por ejemplo tener definido una tolerancia superior al 50% o una tolerancia ilimitada, no es razonable en una primera instancia de análisis y debería ser muy bien justificado y controlado por la compañía.

No espere más y comience a optimizar su ciclo de compras con SAP.

Fuente:

http://www.auditool.org/travel-mainmenu-32/restaurants-mainmenu-57/951-auditando-el-ciclo-de-compras-en-sap

La Industria de los Alimentos puede nutrirse con tecnología

foodtech

El sector de la Agroindustria, junto a su muy cercano sector de Alimentos y Bebidas, no escapa de la influencia de estas tendencias, y muchas de ellas se traducen en elementos concretos que deben tener en cuenta para manejar sus negocios de cara al futuro. Factores relacionados con la competencia dentro de cada mercado, así como los relacionados a los consumidores exigen de estas empresas estar muy alertas y revisar sus estrategias para no ser sorprendidos y quedar fuera del juego. Algunos elementos a mencionar serían los siguientes:

Industria / Negocio:

Crecimiento de la población y de sus ingresos
Necesidad de mayor Productividad
Trazabilidad y seguridad de los alimentos
Paso de la “Seguridad Alimentaria” a la “Calidad de los Alimentos”
Volatilidad de precios
Cambio en la relación dentro de la cadena de suministros, surgiendo la necesidad de apoyar y “prestar servicios” a los productores/granjeros.

Consumidores:

Cambios en hábitos de consumo
Consumidores requieren información de dónde, cuándo, por qué y cómo se produjo el alimento
“Comida como servicio”, al hacerse más costosa y haber más dinero para gastar
Alergias, productos “Orgánicos”, “preparar los alimentos” (vs. enlatados)
Población que envejece
Alimentos “libres de” y preferencia por lo “Natural”.

Lo anterior se traduce en retos concretos para la industria, algunos de los cuales pueden ser abordados con un manejo avanzado de los datos que se pueden obtener en las distintas etapas de sus operaciones, tanto aguas arriba (proveedores/productores primarios) como aguas abajo (distribuidores, retailers, consumidores) de la Cadena de Suministros. Ello permitirá la generación de información útil para la toma oportuna de decisiones, tanto de ellos como de sus socios de negocios, agregándose valor y mejorando la calidad de las alianzas establecidas.

Las Tecnologías y Sistemas de Información pueden jugar un papel fundamental en este sentido. Desde la perspectiva de la producción y de las redes logísticas, las plataformas de movilidad facilitan el uso de dispositivos portátiles para la recolección de datos en los distintos puntos de la cadena de suministros, permitiendo un seguimiento en tiempo real de su desempeño y facilitando la trazabilidad de los distintos materiales a lo largo de todo su recorrido hacia convertirse en un producto terminado. Esto puede integrarse con Sistemas de Gestión centrales capaces de consolidarlos y procesarlos, para generar información valiosa con herramientas de Inteligencia de Negocios y hacerla disponible de vuelta en los dispositivos en cada uno de los puntos de la red desde donde salieron los datos inicialmente, de forma que faciliten el análisis correctivo y toma oportuna de decisiones que mejoren la operación.

Así mismo, los datos provenientes del negocio pueden ser combinados con datos externos estructurados y en línea como informes meteorológicos, precios de Commodities en las bolsas internacionales, información de tránsito (terrestre, aéreo, marítimo), información de la operación de otros miembros de la cadena logística y productiva (p. ej. productores: rendimientos por ha., mortalidad; Distribuidores: rutas y disponibilidad; Retailers: demanda/consumo por tipo de producto/geografía); así como con otros datos no estructurados como los provenientes de redes sociales, agencias de noticias y otras fuentes, que en conjunto pueden significar ingentes cantidades de datos, pero que con el apoyo de herramientas de Big Data y aplicando metodologías de análisis avanzadas (Data Science) pueden revelar en instantes tendencias y patrones que permitirían adelantarse a eventos (análisis predictivo) que pudieran afectar el desempeño de toda la red y la calidad de los productos.

Igualmente, esta capacidad de análisis correctivo y predictivo permite retroalimentar al resto de los participantes en la red, quienes se benefician con mejores y más oportunas decisiones para sus propios negocios. Este valor agregado fortalece las relaciones empresariales y da un sentido de comunidad de propósitos y objetivos.

Llegar a manejar escenarios como los planteados es totalmente posible para cualquier organización o ecosistema de empresas, sin importar su tamaño y complejidad. Con un amplio abanico de alternativas por las cuales orientar la búsqueda de soluciones, así como la madurez de las tecnologías disponibles, las organizaciones deben delinear una “hoja de ruta tecnológica” con base en sus planes estratégicos. Algunos de los elementos a tomar en cuenta son el estado actual de su plataforma tecnológica y las de sus aliados proveedores y clientes, la disposición y/o capacidad que estos últimos tengan de integrarse y hasta qué nivel, construir casos de negocios y realizar análisis costo/beneficio que permita priorizar las áreas a ser abordadas por las soluciones según las principales retos de sus industrias, entre otras cosas.

Fuente:

http://www.maff.go.jp/primaff/meeting/kaisai/pdf/brazil_sep2012sec.pdf
http://www.theland.com.au/news/agriculture/agribusiness/general-news/top-ag-trends-suncorp/2654854.aspx
http://brownfieldagnews.com/2013/02/27/data-will-change-agriculture/
http://www.factsfiguresfuture.com/issues/december-2012/top-ten-food-trends-2013.html
http://www.fao.org/docrep/meeting/025/gt_webannex_rc2012.pdf
http://www.foodmanufacture.co.uk/Business-News/Seven-top-trends-for-the-food-industry-in-2013-LFR

Precios mundiales de alimentos se mantienen altos

Granos

Los precios de los alimentos a nivel mundial disminuyeron un 6% en el tercer trimestre del año, pero aún no se han alejado mucho de sus topes históricos. Así lo muestra la última edición del informe “Alerta sobre precios de los alimentos” del Banco Mundial.

Los mercados del trigo siguen complicados, y las preocupaciones relacionadas con el clima en Brasil, Paraguay, Argentina, Ucrania y la Federación de Rusia pueden impulsar aún más al alza los precios de este producto en los próximos meses.

Los precios internos mostraron grandes variaciones de un país a otro, atribuibles principalmente a tendencias estacionales, pero también se debieron a una combinación de factores, como el mal tiempo, las políticas de adquisiciones públicas, los déficits de abastecimiento local y las devaluaciones de las monedas.

“La disminución sostenida de los precios se recibe con agrado, tenemos muchos motivos para estar contentos”, dijo Ana Revenga, vicepresidenta interina de la Red sobre Reducción de la Pobreza y Gestión Económica (PREM) del Grupo del Banco Mundial.

“Pero estos logros son frágiles. Las constantes inquietudes con respecto a la variabilidad del clima o las fluctuaciones cambiarias nos mantienen lejos de cantar victoria sobre los precios de los alimentos. Debemos seguir prestando mucha atención, ya que estos avances se pueden revertir rápidamente si las preocupaciones se hacen realidad”.

Según la edición más reciente de “Alerta sobre precios de los alimentos”, el Índice de precios de los alimentos del Banco de octubre de 2013 fue un 12% inferior que hace un año y estuvo un 16% por debajo de la máxima histórica de agosto de 2012. Sin embargo, a pesar de esta disminución, los precios se mantienen cercanos a las cifras más altas registradas.

El aumento de la demanda de trigo -especialmente de China-, un dólar estadounidense más débil y la creciente preocupación debido a los últimos graves fenómenos climáticos han afectado los precios de manera negativa.

Inicialmente, los aumentos de precios fueron casi imperceptibles en agosto y septiembre, pero luego aumentaron abruptamente en octubre.

Se espera que las existencias mundiales de trigo se recuperen parcialmente de las caídas del año pasado, pero las existencias de cierre de los principales exportadores siguen siendo bajas, lo cual afecta las ya escasas disponibilidades exportables.

Las existencias de arroz y maíz, por el contrario, siguen siendo abundantes y se espera que se mantengan así hasta fin de año.

El informe también analiza el papel que puede desempeñar la agricultura en gran escala, conocida popularmente como “supergranjas”, en el aumento de la productividad agrícola y la reducción de la pobreza.

No existe aún un veredicto claro sobre si esta tendencia tiene un efecto positivo o negativo en la promoción de la prosperidad compartida, especialmente en los países donde existen instituciones frágiles y una supervisión deficiente, ya que las inquietudes por el bienestar social, ambiental y animal deben sopesarse con beneficios potencialmente prometedores, como el aumento del empleo y una mayor eficiencia.

El Grupo del Banco Mundial se ha comprometido a impulsar la agricultura y las inversiones relacionadas con este sector, destinando US$ 8000 millones en 2013.

Para el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y la Asociación Internacional de Fomento (BIRF/AIF), la asistencia a la agricultura y actividades afines aumentó de un promedio del 9% del total de préstamos en los ejercicios 2010-12, al 12% en el ejercicio de 2013.

Sólo las empresas productoras de alimentos que optimizan sus procesos logran ofrecer precios más competitivos al mercado y optimizar esos procesos sólo se logra implementando best practices, como las que ofrece la SofOS Smart Agroindutria™.

Fuente:

http://www.elsitioavicola.com/poultrynews/27552/precios-mundiales-de-alimentos-se-mantienen-altos#sthash.COVTeFKy.dpuf