Negocio, Economía digital ,SofOS

Cómo tener éxito en la nueva Economía Digital

 

^BDA7B2858533C031E36C0DD4362494BEDD60B9ECC24F4E8541^pimgpsh_fullsize_distr

Por Jorge López/Director de Mercadeo y Comunicaciones Sofos c.a.

Abril 2017/ Desde hace cuatro décadas se habla de la transición del modelo económico mundial hacia la llamada Economía del Conocimiento. La característica más relevante de ésta es el cambio en cuanto a la importancia de los llamados factores de producción, colocando al conocimiento y la tecnología por encima del capital y la tierra. Así mismo, la fuerza laboral como portadora del conocimiento y gestora de la tecnología pasa a ocupar un rol clave.

Esa transición hacia una economía basada en el conocimiento ha tenido una fuerte aceleración en la última década, impulsada principalmente por las tecnologías de información y las telecomunicaciones, dando paso a lo que se ha venido a llamar la Economía Digital. Es en este contexto donde las instituciones que juegan un rol en el desarrollo económico del país y la región deben estar preparadas para participar y tener éxito.

Dentro de esta Economía Digital, los factores que hacen que una empresa, nueva o establecida, tenga éxito y sobreviva, están mucho más relacionados a elementos “blandos” y formas innovadoras de hacer los negocios que a la posesión de capital (financiero, instalaciones, maquinarias) o de una posición dominante en el mercado. Esos elementos blandos permiten poner en práctica nuevas formas de abordar viejos problemas y necesidades, así como la creación de nuevas realidades que no existían hasta ahora y que vienen a transformar y “disrumpir” lo que está establecido.

La capacidad de entender y relacionarse con sus mercados objetivos, la posibilidad de procesar y analizar grandes cantidades de datos para comprender el entorno y tomar mejores decisiones, la facilidad de hacer negocios cuándo, cómo y dónde los clientes lo requieran, implementar formas novedosas de entregar productos y servicios existentes, entre otros, son elementos que dependen en gran medida de la aplicación de conocimiento y de procesos de innovación, y que cada vez más significan para las empresas la posibilidad de sobrevivir en un corto y mediano plazo. Para ello es necesario contar con las metodologías, herramientas y el recurso humano adecuado, y las empresas de forma independiente no están en la posibilidad de lograrlo sin un entorno que propicie el desarrollo y la disponibilidad de estas competencias claves.

Negocio, Economía digital ,SofOS

Este enfoque en la innovación y la digitalización de los negocios no es algo exclusivo de las nuevas empresas o de las denominadas StartUps, las cuales nacen con un modelo de negocio pensado para la nueva economía. Las empresas ya establecidas, incluso con posiciones dominantes en sus mercados, pueden generar desde su interior los nuevos paradigmas de negocio que van a ser su fuente de éxito futuro. Para esto es necesario que se aborden al menos las siguientes dimensiones y así llevar a cabo las transformaciones necesarias apalancándose en las nuevas tecnologías digitales:

  • Contar con un recurso humano debidamente calificado, adecuadamente capacitado y motivado, de forma que se involucre y comprometa con los objetivos de la empresa;
  • Revisar a fondo los procesos del negocio, tanto internos como los enfocados en las relaciones con terceros (clientes, proveedores, asociados), con el objetivo de simplificarlos, mejorar su efectividad y control;
  • Enfocar todos los esfuerzos en mejorar la experiencia que los clientes tienen cada vez que interactúan con la empresa;
  • Ampliar las vías y las formas posibles en las que las clientes hacen negocios con la empresa, simplificándolo y facilitando la posibilidad de hacerlo repetidamente;
  • Contar con herramientas que permitan analizar masivas cantidades de datos e información relevante para la empresa, tanto la generada por sus propios sistemas de información como la disponible de forma no estructurada desde diversas fuentes externas;
  • Gestionar un relacionamiento directo con su mercado objetivo, para entender mejor y de primera mano sus necesidades, las tendencias dominantes, las expectativas y percepciones, con el propósito de adaptarse y responder con una oferta adecuada.

Los líderes empresariales deben mirar toda esta realidad como una gran oportunidad de renovación y nuevo impulso a sus negocios. De la posibilidad de abrirse para conocer y comprender todas las posibilidades que ofrece la nueva economía digital, dependerá en buena medida el futuro de sus empresas y por ende el futuro de nuestra economía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*