El sector agroalimentario es prioridad para SAP en México

Marvin Nahmias, director Gobal de Tecnologías de Información e Innovación de Grupo Lala, Desmond Mullarkey y Raquel Macías; presidente y director general y directora de Asuntos Corporativos y Responsabilidad Social de SAP México, respectivamente.

  • La empresa alemana de tecnología empresarial y sus partners tienen innovaciones inversiones en este sector. 
  • El líder de TI e innovación de Grupo Lala llama a los empresarios del sector a invertir en México en tecnologías que ayudarán a nutrir a la población.  

México se encamina a ser una potencia agroalimentaria: el sector representa el 8% de su Producto Interno Bruto. El país ya es el noveno productor y el octavo exportados de alimentos del mundo, con una balanza comercial agroalimentaria de 37.4 mil millones de dólares. Frente a esta realidad, para SAP México y sus partners el sector agroalimentario es prioridad.  

Así lo señaló Desmond Mullarkeyel presidente y director general de SAP México, la empresa alemana de soluciones tecnológicas para la gestión empresarial, en un encuentro con periodistas durante el SAP NOW, acompañado de Marvin Nahmias, director global de tecnologías de información e innovación de Grupo Lala.  

La Economía de la Experiencia que es aquella que pone en el centro de su estrategia al consumidor, fue el tema central del SAP NOW 2020; el evento de tecnología empresarial que cada año celebra SAP con sus partners y clientes, para presentar sus productos, servicios, novedades y casos de referencia.  

El líder de SAP en el país indicó que esa organización y sus partners tienen mucha inversión en el sector. Al preguntarle qué ofrece la Economía de la Experiencia a las industrias agroalimentarias que son tan importante para la economía del país, destacó que se trata de un ecosistema muy diverso, con empresas de todos los tamaños que son un punto de enfoque para SAPpartners, como SofOS 

“La innovación y las soluciones que estamos haciendo para mejorar la conexión de la experiencia del consumidor final en cualquier parte del mundo, con el producto hecho en México o producido en México, ya es posible con SAP”, detalló el directivo. 

Destacó que en México se producen productos maravillosos, como los vinos, que ya están entre los mejores del mundo. “Tenemos clientes que han sido premiados en todo el mundo. Aguacate, leche, refrescos, productos que consumimos todos los días. Es increíble la capacidad de México, y el mundo quiere más alimentos de México y la marca de México en el mundo es sinónimo de calidad y nutrición”, dijo Mullarkey. 

Ciertamente, los datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) muestran que el país está entre los líderes del mundo en aguacate, berries, jitomate, mango, nueces, carne bovina, pimientos, espárragos, nuez, limón, pepinos, cebolla y bebidas como la cerveza y el tequila. ¿Cuál es el papel de SAP en este contexto? El director de esta trasnacional de TI, explicó que están para ayudar a cualquier empresa agroalimentaria.  

“Ya lo estamos haciendo en muchas industrias, como por ejemplo con el tequila. Nosotros trabajamos con casi todas las empresas de tequila del país. Ellos también son un rubro agropecuario y la calidad del agave es crucial y hay muchas cosas al respecto que podemos digitalizar. El tamaño del agave, la posición… igual como con otros productos como legumbres y hortalizas, con tecnologías como drones podemos captar y analizar la condición al momento de todo lo que producimos. Podemos llevar SAP para ayudar a toda la cadena de suministro, a los procesos de producción y distribución hasta la exportación”, explicó. 

Existe mucha innovación tecnológica desarrollada por SAP y sus partners, algunas incluso ya están disponible en la SAP App Store, donde hay soluciones para el sector agropecuario que pueden generar casi inmediatamente un impacto para ayudar a los agronegocios a competir, distribuir o exportar. “El sector agroalimentario es prioridad para SAP México, tenemos mucha inversión en este sector y pueden esperar mucho más”, señaló. 

 Tecnologías e innovaciones para nutrir 

Por su parte, el líder de TI de Grupo Lala, una empresa alimentaría mexicana dedicada a la producción de lácteos con presencia en Estados Unidos, Brasil y Centroamérica, señaló que la innovación es muy importante para ellos desde hace vario años. Tanto que cuentan con un comité dedicado a este tema, que decide sobre los proyectos a los que destinan una importante inversión cada año y que para ellos son fundamentales para cumplir con su labor de nutrir. 

“Yo invito a que tengan ganas de invertir en México. Al final del día, esto es un círculo virtuoso. Si nada más invertimos para salir y decir que invertimos en tecnología no estamos generando valor. Ocurre lo contrario cuando sí inviertes en gente, sí reinviertes partes de tus ganancias en proyectos que tal vez están fuera de lo que normalmente estás haciendo”, expresó Nahmias dirigiéndose a los empresarios del sector agroalimentario. 

Lala busca innovar en sus productos y procesos de negocios, así como en tecnologías que transfieren a sus proveedores, como a los ganaderos a quienes compran su leche. El director global de tecnologías de información e innovación de la empresa invita a los empresarios del sector agroalimentario a tener presente que el objetivo de sus negocios es la nutrición de la gente. 

“No tengan miedo, al final esto es nutrición, al final del día no importan a qué círculo virtuoso y a qué tamaño lo hagan con tal que lo reinviertan y no lo vean como gasto, sino inversión a mediano y largo plazo. El que no quiere invertir no va a crecer. Esto es lo que a mí y a todos en Lala nos motiva y apasiona.” 

Finalmente destacó que proyecta en el país una migración gigante de ingenieros de sistema y del agro que regresarán al campo, porque hay demasiadas cosas que hacer. “Los jóvenes que dejaron el campo están regresando con estas tecnologías. Se les están ocurriendo 20 mil maneras de hacerlo. Nos va a salir una migración de regreso y eso generará más trabajo y si haces eso al final del día es un valor, porque no estás haciendo tecnología para la guerra sino para nutrir”. 

 Por: Maria Eugenia Campo