Los 10 Mandamientos del “Dark House”

darkhouseLos sistemas de ambiente controlado conocidos como “Dark House” promueven mejorías considerables en el proceso de incubación de los pollos de engorda, traduciéndose esto en aumento de la tasa de conversión alimenticia.

Desde los años ‘80s las empresas avícolas estadounidenses empezaron a producir pollos de engorde con sistemas “Dark House”, que son sistemas de temperatura controlada y limitada luminosidad.

Los resultados zootécnicos eran mejores, mayor conversión alimenticia y menos problemas metabólicos. También se observó un incremento en la densidad de aves por m2, generando a su vez un incremento en la producción. La razón era que en estos ambientes controlados los pollos estaban más calmados, se movían menos generando menos calor, consumían menos energía y se rasguñaban menos.

En Latinoamérica, alrededor del año 2000 fue que Brasil y Argentina implementaron la producción de pollo de engorda bajo este sistema. Sin embargo, al momento de decidir implementar ésta tecnología se recomienda considerar entre las variables a evaluar el clima, ya que el sistema viene estandarizado y debe adaptarse a las diferencias climáticas de cada país para que produzca los resultados esperados.

Para desarrollar correctamente los Sistemas “Dark House”, el Dr. Bernardo Gallo de Tyson Food de México recomienda cumplir con lo que él ha denominado “Los 10 Mandamientos del ‘Dark House’”:

I. Utilizarás baja intensidad luminosa: Focos incandescentes, fosforescentes o tipo LED que son los que permiten regular la intensidad de la luz.

II. Simularás el amanecer para los pollos: Se debe programar la simulación con un solo período de oscuridad, de manera que las aves no se rasguñen al encender las luces por disputarse un espacio en los comederos.

III. Controlarás entradas de luz indeseadas: Para ello se habilitarán trampas de luz en las salidas de aire. En las casetas donde no se tengan trampas de luz no se deberá suministrar oscuridad en el día sino tratar de controlar la luz natural.

IV. Pondrás los extractores en los laterales: Instalar los extractores en los laterales de la caseta restringirá la luz que consigue llegar naturalmente y resultará más económico que si se instalasen con las trampas de luz.

V. Utilizarás cercas migratorias: De manera que las aves no migren por causa de la luminosidad o por la mala distribución espontánea de las aves para garantizar el desarrollo de las mismas.

VI. Distribuirás la densidad correctamente: Las aves con poco espacio tienden a rasguñarse y no alimentarse bien, trayendo como consecuencia una baja conversión alimenticia por no lograr el peso ideal.

VII. Utilizarás paneles evaporativos con foggers: De manera que se reduzca la temperatura de forma económica para evitar el estrés calórico de las aves y así evitar que las aves bajen su consumo alimenticio. Los foggers controlan la neblina interna para que no afecte la curva de temperatura, que se maneja en función de la edad de las aves.

VIII. No aumentarás los luxes cuando entras en la caseta: Los luxes son la unidad de medida del Sistema Internacional de Unidades para la iluminación. Cualquier choque drástico de luz puede afectar a las aves.

IX. Utilizarás siempre programa de luz continua: Para garantizar que el proceso de incubación sea estable.

X. Tendrás grupo generador: La planta generadora evitará que las fallas eléctricas alteren a las aves por su sensibilidad a los choques drásticos de luz.

Cumplir con estos mandamientos puede representar una inversión no considerada por el productor avícola en primera instancia, pero existe evidencia empírica de cómo el proceso productivo avícola se torna más eficiente en términos de resultados de conversión alimenticia al implementar el sistema “Dark House”.

Fuente: http://www.elsitioavicola.com/articles/2132/sistemas-adark-houseat-para-pollos-de-engorde-1