Mejorando la Calidad del Huevo

calidad-huevoEn el marco del XXII Congreso Centroamericano y del Caribe de Avicultura, realizado en Ciudad de Panamá en mayo de 2012, el Ph. D. Douglas Zaviezo presentó las conclusiones de su investigación sobre la calidad del huevo.

Calidad del cascarón

Que las aves inicien la postura con una reserva de calcio adecuada (un hueso medular bien formado) mejora la calidad de la cáscara.

La formación del hueso medular es entre cada ovulación durante la postura y se debe exclusivamente a la acción de estrógenos. El calcio de este hueso (aproximadamente 1 g) está siempre disponible para la formación de la cáscara. Es necesario entregar la suficiente cantidad de nutrientes en la dieta en el momento adecuado para que este proceso funcione; de lo contrario la reserva medular se mantendrá a expensas de hueso estructural, resultando en debilidad de patas y fatiga de jaula.

A medida que avanza el ciclo productivo el tamaño del huevo aumenta, pero la cantidad de cáscara depositada no se incrementa proporcionalmente, más bien permanece similar al del inicio de producción, deteriorándose la calidad del cascarón.

Calcio, fósforo y vitaminas

Incluir el calcio en la dieta de las ponedoras es importante para que la gallina no dependa exclusivamente del calcio generado por el hueso medular. Se debe garantizar a las ponedoras de una buena cantidad de calcio en partículas de 2 a 5 mm antes del período de oscuridad ayuda a mejorar calidad de cáscara, ya que durante la noche es cuando ocurre la mayor calsificación de la cáscara.

La presencia del fósforo en la dieta de las ponedoras ayuda al proceso de calsificación pero deberá restringirse después de las 60 semanas de edad para mejorar la calidad de la cáscara.

Otro elemento que ayuda a la calsificación de los huesos y del cascarón es la vitamina D3 ya que aumentan la retención de calcio y en muchos casos reduce la mortalidad.

 

calidad-huevo-1

Problemas de manejo

Los programas de vacunación previenen enfermedades como bronquitis infecciosa, el síndrome de caída de postura y la enfermedad de Newcastle. Tampoco se debe aumentar la densidad de las aves en el galpón ni disminuir la frecuencia de recolección de huevos; evitar someter a las aves a cambios bruscos de iluminación y estrés. Las jaulas deben tener un diseño adecuado, sin partes punzantes, al igual que los equipos de transporte y clasificación de huevos.

Incluir niveles adecuados de zinc, manganeso y cobre en la dieta contribuirá con la formación de las membranas o cutículas del huevo y la matriz orgánica de la cáscara.

Limpieza y color

Las heces líquidas son las responsables de los huevos sucios y pueden ser causadas por problemas infecciosos (tales como disbacteriosis enteritis necrótica, Gumboro, rotavirus, enterovirus o incluso bronquitis infecciosa) o por problemas no infecciosos (como exceso de electrolitos, de calcio o de proteína en la dieta, el uso de grasas rancias, uso de harina de soya o de soya integral desactivada inadecuadamente, exceso de glicerina, alimento contaminado con micotoxinas y el uso de altos niveles de trigo, cebada y/o centeno).

La pigmentación de la cáscara viene determinada genéticamente y es muy difícil modificarla. Los pigmentos son sintetizados y secretados por la glándula productora de la cáscara. Es normal observar un cambio en la intensidad del color de la cascara después de las 40 semanas de edad.

 

calidad-huevo-2

 

Tamaño del huevo

Otro factor tomado en cuenta para evaluar la calidad del huevo es el tamaño. Los principales factores nutricionales que tienen una influencia significativa en el tamaño de huevo durante la postura son: nivel de energía, ácido linoleico, aceite o grasa adicional y nivel de aminoácidos digestibles. La gallina necesita un consumo diario mínimo de energía metabolizable de 280 kcal/kg para asegurar un adecuado tamaño de huevo.

 

Calidad interna del huevo

Está determinada por la altura del albumen, la pigmentación de la yema y la apreciación del consumidor de la presencia de factores nutricionales.

La pigmentación de la yema depende de las preferencias del consumidor en cada mercado. Si se requiere una yema bien pigmentada, además de una suplementación adicional de pigmentos en la dieta, es necesario mantener una óptima integridad intestinal para su óptima absorción; y evitar las micotoxicosis, en especial la aflatoxicosis, que además de afectar absorción disminuye la movilización de los pigmentos desde el hígado a la yema

Conclusiones

El consumidor final es cada vez más exigente porque que garantizar la calidad del huevo es vital en la industria. Vigilar un proceso con tantos detalles en forma manual es más que una tarea titánica una decisión poco inteligente, ya que con un sistema de gestión empresarial que integre todas las fases y registre los resultados de cada fase del proceso productivo en tiempo real optimizará el proceso haciéndolo más rentable y efectivo.

 

Fuente:

http://www.elsitioavicola.com/articles/2258/como-mejorar-la-calidad-de-huevo

Si desea leer la investigación completa, haga click aquí.