Entradas

Agricultura, Blockchain y Smart Contract

Ventajas del blockchain y Smart Contract en la agricultura

Agricultura, Blockchain y Smart Contract

Agricultura, Blockchain y Smart Contract

Hablar de blockchain, o cadena de bloques suele ser un poco complejo, debido a la gran cantidad de información que existe referente a este tema que ha revolucionado la economía digital en diferentes ámbitos.

Blockchain, o cadena de bloques, es una estructura de datos cuya información se agrupa en conjuntos llamados bloques, a los que se les añade información del bloque anterior para lograr la dependencia entre dichos conjuntos de información.

Las ventajas, que puede ofrecer el sistema de blockchain son diversas y cada vez son más las áreas donde esta tecnología puede innovar; como lo es el caso de la agricultura.

Entre estas ventajas, se puede mencionar la seguridad y privacidad entre las operaciones y transacciones que realizan los usuarios descentralizando además todas las gestiones que se realizan en esta cadena de bloques.

Para conocer, un poco más de cómo el blockchain ha ido abriendo campo en esta área, el ingeniero Hernán Laurentin, especialista en soluciones agro en SofOS, escribió un artículo para el portal web www.universidadagricola.com , en el cual explica cómo es usado este sistema en el agro y en qué consisten los Smart Contract.

En este interesante artículo, conoceremos también la importancia que tiene el uso de la tecnología de la cadena de bloques para las empresas dedicadas a esta área de producción y cómo es posible integrarla de acuerdo a las necesidades de la misma.

Para conocer más, acerca de la manera cómo se puede transformar la comercialización agrícola bajo esta tecnología ingresa a http://universidadagricola.com/agricultura-blockchain-y-smart-contract/

Agromática: marco para optimizar procesos agrícolas con información y tecnologías de la comunicación

Artículo en Biomedical

Cubrir las necesidades alimentarias, causando un mínimo impacto ambiental es uno de los principales objetivos de la agricultura, por lo tanto, mejorar la eficiencia en los procesos agrícolas es la estrategia a seguir.

La Agronomía, definida como la agrupación de varias disciplinas científicas relacionadas con la producción tanto de plantas como de animales, ha sido exitosa en alcanzar este objetivo, sin embargo, necesita ser más eficiente en la gestión de la información, tanto su  generación como su registro, almacenamiento y procesamiento.

Los avances en las tecnologías de la información, y la comunicación han sido extraordinarios en las últimas décadas, y el uso de estas tecnologías es relativamente reciente en agronomía.

La convergencia, entre la agronomía y la informática requiere un  marco teórico específico debido a las tecnologías informáticas que se pueden utilizar para una gran cantidad de sistemas agrícolas; esta convergencia enfrenta el desafío de generar y gestionar volúmenes  de datos provenientes de estos sistemas  para mejorar la eficiencia en la producción.

Para tener éxito en esta tarea, la agronomía usa tecnologías de información y comunicación que se pueden agrupar en aquellas que generan y registran información y aquellas que procesan información.

La Agromática, mejora los procesos agrícolas de tres maneras: 1. estandarizando los procesos para disciplinar a quien ejecuta el proceso, 2. contribuyendo para obtener un alto rendimiento en los procesos, y 3. sincronizar los procesos.

En el siguiente artículo, de la autoría del Ingeniero Hernán Laurentin, Arquitecto de Soluciones Agro en SofOS, y Javier Gomes presidente de esta empresa, publicado en la Revista Biomedical, Journal Of Scientific & Technical Research conoceremos a profundidad sobre Agromática te invitamos a leerlo ingresando a https://biomedres.us/pdfs/BJSTR.MS.ID.001214.pdf

5 Mitos de la Transformación Digital en Agroindustria | AGROMÁTICA

Agromática es el término que hace referencia a la transformación digital en la agroindustria. Es aplicar los principios y técnicas de la informática a los sistemas agrícolas y pecuarios, para ser más eficientes y productivos.

Sin embargo, se han generado varios mitos a raíz de que comenzó a surgir el término de transformación digital y que en su mayoría son falsas. Acá te aclaramos 5 mitos para que salgas de las dudas:

5 Mitos de la Agromatica

 

Si quieres conocer más sobre cómo la transformación digital puede ser posible en tu negocio agrícola o pecuario, ingresa aquí y aprende más sobre esta tendencia que ya es una realidad en las empresas de agroindustria más exitosas del mundo.

Por Gabriela Guas

Fuente:

SofOS

Estructura Vertical de los Cultivos de Ciclo Corto

Arar la tierraLcda. Jhosymar Sifontes

Usualmente acostumbramos a comprar frutas, hortalizas, aceites, cereales, raíces y tubérculos en los supermercados para nuestro consumo humano. Pero muchas veces desconocemos el proceso realizado para poder llevar este producto a nuestra mesa. Incluso no sabemos que dependiendo del proceso industrial que se aplique, puede variar el resultado y el destino que tendrán estos cultivos.

Es necesario conocer qué son los cultivos de Ciclo Corto y cómo está compuesta su estructura Vertical. En una entrevista realizada al Ing. Alejandro Anzola, experto en industrias agro de SofOS, pudimos conocer que los Cultivos de Ciclo Corto son todos aquellos cultivos cuyo ciclo de vida, es decir desde el momento que nacen hasta el momento que finiquitan su ciclo productivo, transcurren en menos de 365 días. Con la particularidad de que una vez obtenido el fruto existe la necesidad de volverlos a sembrar.

Dentro de los cultivos de ciclo corto hay diferentes tipos de agrupación, en función de lo que se desea obtener. No es prudente encasillar a un cultivo en un solo tipo de destino. Dentro del grupo de Cultivos de Ciclo Corto, podemos encontrar los cereales, que son básicamente fuente de energía. Las oleaginosas, productoras de aceite. Las hortalizas, que son cultivos propensos a altos niveles de inversión en su producción y de alto control por su naturaleza de ser altos acumuladores de agua, muy propensos al deterioro. Están las raíces y tubérculos, que son aquellos que se producen debajo de la tierra (Zanahoria, ocumo, papa, ñame) que tienen otras prácticas pero que al final vienen siendo englobados con el Cultivo de Ciclo Corto. Es decir, pudieran identificarse cuatro grupo: cereales, oleaginosas, hortalizas, y raíces y tubérculos.

Cereales1Ya sabemos cuáles son los Cultivos de Ciclo Corto y en cuáles grupos se clasifican. Ahora bien, conozcamos cómo empieza y cómo culmina este ciclo de producción vegetal. Anzola asegura que primero debemos tomar en cuenta el tratamiento con proveedores y toda la logística de suministros, parte fundamental debido a que este tipo de actividades son de alto riesgo y la incertidumbre es alta de forma permanente durante todo el año. Una manera de minimizar el riesgo es teniendo fuertes relaciones con los proveedores de insumos para la producción, de modo que en oportunidad y en cantidad puedan empacar lo que requieren para establecer sin problemas el surtido.

Luego está el otro eslabón que es propiamente la actividad primaria, la cual consiste en la generación del alimento, del grano o del producto que se esté cultivando. Esta etapa comprende varias áreas.

Una es la adecuación del campo, también conocido como la preparación de tierra, que se orienta a la labranza de hacer que el suelo que está muy grueso esté en condiciones óptimas de recibir la siembra. Hay ciertos cuidados que se deben tomar en cuenta, como por ejemplo, evitar que los terrones aplasten a las plantas cuando están naciendo, supervisar que la cantidad de agua utilizada sea la indicada por vía del riego o de la lluvia, hacer un estudio que evalúe la deforestación porque no toda área agrícola naturalmente esta despoblada y siempre se encuentran árboles o vegetación natural que hay que remover. Todo este entorno de trabajo en el suelo para poder pensar en sembrar es un eslabón importante en la producción de estos cultivos.

Una vez que el suelo está listo, se tiene que proteger el establecimiento de cultivo. En el establecimiento de Cultivos de Ciclo Corto hay tres vertientes importantes. Una vertiente son los cultivos protegidos, que son aquellos cultivos de invernaderos que a veces llaman hidropónicos, que se caracterizan por tener ambientes controlados, donde prácticamente se aísla a la población vegetal de su entorno, bien sea por temperatura, por radiación, por plagas o por vientos para que no se vean afectados por esos elementos.

La otra vertiente son los cultivos no protegidos, son aquellos cultivos que están a plena exposición solar,  donde el manejo que le da el ser humano a esa actividad agrícola, es la que influye determinantemente en el éxito o en el resultado esperado. Otro punto interesante de esta actividad, indistintamente se tenga un cultivo protegido o a pleno ambiente, es la necesidad de que si se va hacer una  siembra directa se tenga una etapa transitoria que son las plántulas.

supermarkets-new-culinaryPosterior a todos estos procesos, es decir, luego de pasar por el tratamiento con proveedores y suministros, bien sea como compras-ventas simples o como alianzas estratégicas, después de la actividad primaria, de la adecuación del campo, del establecimiento del cultivo, y por último la razón de ser de todo esto que es la cosecha y recolección, pasamos al proceso de Post- Cosecha el cual consiste básicamente en la clasificación del producto (por tamaño, por color, por características, por calidad, por deterioro). Este proceso puede incluir la limpieza, que no es más que quitar la tierra y piedras que permitan dar una mejor impresión del cultivo, y la parafinación que va a evitar que el cultivo se deshidrate y pueda aguantar más tiempo en la cadena de transporte, sobre todo cuando son elementos de exportación. Dependiendo del caso adicionalmente se pueden hacer tratamientos químicos, cuando el producto que se está cosechando está destinado a ser semilla y no alimento de consumo humano.

Todo este tratamiento de Post- Cosecha va a depender de cual sea el pedido y acuerdo que haya tenido previamente el cliente con el agricultor, por lo que  no es común que un agricultor decida sembrar una cosecha sin tener claro desde un principio quien será el comprador, en qué tiempo del año lo va hacer o qué destino tendrá el producto final. Es por ello que así como los proveedores y suministros son el primer eslabón de esta estructura vertical, el último seria el cliente, que a diferencia de otras industrias está involucrado en todo el proceso desde el inicio de la actividad.

 

 

Fuente:

Entrevista con el Ing. Alejandro Anzola, Especialista de Industrias Agro de SofOS