Entradas

¿Por qué es importante el manejo de las aves ponedoras y el corte de su pico a tiempo

Importancia del manejo de aves ponedoras y el corte de su pico a tiempo

¿Por qué es importante el manejo de las aves ponedoras y el corte de su pico a tiempo

¿Por qué es importante el manejo de las aves ponedoras y el corte de su pico a tiempo

Antes de conocer la importancia del manejo de las aves ponedoras es indispensable definir a qué se le denomina ave ponedora. En principio, es aquella que está destinada a producir huevos para servir de alimento a las personas.  Toda ave hembra pone huevos, pero cuando esta ave corresponde a un tipo especial, sea raza, línea o variedad, que ha sido seleccionada en el tiempo y desarrollada para convertirse en una óptima productora de huevos, entonces estamos en presencia de un ave ponedora.

En una entrevista realizada a Juan Luis Laurentin, médico veterinario y Arquitecto Solución Agro en SofOS,  explicó que existen aves para producción de carne (pavos), de plumas (avestruces), de huevos (codornices), de doble o triple propósito (producción de carne y plumas: avestruces, de huevos y plumas: gansos).

“En nuestras latitudes, las especies más comunes especializadas en producción de huevos corresponden a las gallinas ponedoras y a las codornices éstas últimas, en Venezuela se dedican primordialmente a producción de huevos”, detalló.

Laurentin resalta, que en el caso particular de las gallinas de razas o líneas de postura, en su momento de mayor producción, pueden estar cercanas a un 85 a 90% de producción, lo cual significa que si un productor mantiene 100 gallinas en una granja éstas le proporcionarán 85 a 90 huevos por día. Con frecuencia se reportan lotes de aves con una producción cercana al 95% durante períodos de hasta 30 semanas, lo que evidencia según el experto agro, el resultado se consigue con grupos selectos de aves sometidas a un excelente programa de manejo.

Manejo de las aves ponedoras

Manejo de las aves ponedoras

Manejo de las aves ponedoras

El manejo de estas aves, de acuerdo a la información dada por Juan Laurentin, se lleva a cabo en  varias etapas y consideraciones.  Lo primero es obtener los huevos fértiles (no de consumo) a partir de las llamadas “Gallinas Reproductoras”, alojadas en granjas especiales.

Posteriormente, estos huevos son llevados a instalaciones especiales, en dónde tras ser clasificados son colocados durante 18 días en las llamadas “máquinas incubadoras”, luego son transferidos a las llamadas “máquinas nacedoras” durante 4 días y una vez nacidas las pollitas, clasificadas, vacunadas y embarcadas, son llevadas a las denominadas “granjas de cría y levante” de ponedoras.

Corte del pico de aves a tiempo

Para el especialista en soluciones agro de SofOS, en ambos sistemas de cría y levante de las aves ponedoras, existe un momento crítico y una actividad de manejo delicado que lo constituyen el corte de pico de las pollitas.

“Esta actividad se realiza tempranamente en la edad de las pollitas y consiste en eliminar una importante porción del pico del ave.  Se puede realizar por corte con cuchilla (algo parecido a una pequeña guillotina) o por “corte por calor” o quemado”, explicó Laurentin.

Este manejo es necesario y muy útil, en las actuales condiciones de manejo en granjas de producción intensiva ya que de acuerdo a lo explicado por el médico veterinario durante la entrevista, esta práctica permite que el ave pueda alimentarse en los comederos modernos,  a diferencia  de lo que pudiera lograr con un pico largo y agudo.

“Además de esto, vamos a evitar que el picoteo normal entre aves se convierta en un problema para el bienestar de las mismas, al prevenir heridas, sangramiento y “canibalismo” entre las aves, y muy importante, una vez en etapa de postura, es común ver que las aves con pico largo picotean los huevos, rompiéndose y evitando su uso para nuestra alimentación, lo que se conoce como picar la producción”

El corte de pico se realiza en dos tiempos.  Un primer corte a los pocos días de edad de la pollita, entre los 7 y 9 días de edad, llamado a veces “corte de precisión”, y un segundo corte o “corte correctivo” que se realiza en pollonas alrededor de las 7 a 9 semanas de edad y que tiene como finalidad, como su nombre lo indica, corregir el corte primario en aquellas aves en que se evidencie problemas con el corte original realizado.

En una segunda entrega, de este interesante tema, estaremos explicando que son las granjas de “cría y levante” de ponedoras, ambiente adecuado de una granja para estas aves y el tipo de alimentación que deben recibir.

En SofOS, contamos con un sistema de gestión empresarial adaptada a las necesidades de la industria avícola, flexible, fácil de manejar y diseñado para abordar los procesos más críticos de su negocio conozca más acerca de  nuestra solución ingresando en

http://www.sofoscorp.com/soluciones/agroindustria/agroindustrial-avicola/

Por Betzari Peláez C.

5 Mitos de la Transformación Digital en Agroindustria | AGROMÁTICA

Agromática es el término que hace referencia a la transformación digital en la agroindustria. Es aplicar los principios y técnicas de la informática a los sistemas agrícolas y pecuarios, para ser más eficientes y productivos.

Sin embargo, se han generado varios mitos a raíz de que comenzó a surgir el término de transformación digital y que en su mayoría son falsas. Acá te aclaramos 5 mitos para que salgas de las dudas:

5 Mitos de la Agromatica

 

Si quieres conocer más sobre cómo la transformación digital puede ser posible en tu negocio agrícola o pecuario, ingresa aquí y aprende más sobre esta tendencia que ya es una realidad en las empresas de agroindustria más exitosas del mundo.

Por Gabriela Guas

Fuente:

SofOS

Argentina y su récord de producción porcina de 2017

Argentina y su récord de producción porcina de 2017

El Ministerio de Agroindustria de Argentina celebró que la producción porcina marcó un nuevo récord: en 2017 se faenaron más de 6 millones de cabezas.

La producción el año pasado fue de 566.084 toneladas, una cifra 8,4% superior a la registrada en 2016, al tiempo que el consumo interno sigue consolidándose con 14 kilos por habitante por año, lo que implica un crecimiento interanual del 9%.

En los últimos cinco años la faena pasó de las 3.818 millones de cabezas a 6.422 millones (+68%), mientras que la producción de cerdo aumentó un 70% y el consumo interno un 64%.

Otro dato importante que explica el buen momento del sector es que el aumento del precio pagado al productor se movió casi en línea con la inflación dado que el valor promedio por el capón en pie en 2017 registró un aumento del 22,65%.

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) muestra que en enero el precio que recibió el productor porcino fue de $ 27,2 por kilo, mientras que el valor en los comercios fue de $ 131,9 por kilo. La participación del productor en la cadena de valor es del 20,7%.

En cuanto a las exportaciones, el año pasado en la Argentina se declararon envíos al exterior por un total de 1.906 toneladas, de las cuales un 93% (casi la totalidad) se destinaron a Rusia a un precio promedio de US $ 2.200 por tonelada.

En este sentido, Argentina tiene un problema: el principal vendedor de carne porcina de Rusia es Brasil que destina alrededor del 20% de su oferta al mercado externo. En 2017 exportó 295.187 toneladas (246.273 toneladas se destinaron a Rusia).

«El aumento de las exportaciones da cuenta del crecimiento del sector. Avanzamos con países de Latinoamérica y Singapur en corto plazo a la vez que apuntamos a la apertura de China como un mercado estratégico», dijo el ministro Luis Miguel Etchevehere.

Tales oportunidades en el sector deben aprovecharse optimizando la estructura de costos con el apoyo de la tecnología adecuada. Nuestra SofOS Smart AgroindustriaTM para empresas porcinas permite un control detallado de procesos, costos y precios reales por producto, incluyendo manejo de merma y desperdicio para cada etapa del negocio.

Por Econ. Ma Eugenia Cedeño

Fuente:

El Sitio Porcino

Despique de aves de postura

Por Jhosymar Sifontes

Aves de postura1El despique, o también conocido como el corte de los picos de los pollos, se da principalmente por tres razones importantes:

  • Evitar Canibalismo o el picoteo de pluma en las aves.
  • Evitar que las aves desperdicien alimentos y maximizar el consumo.
  • Evitar que las gallinas rompan el Huevo al momento de la postura.

El despique normalmente se realiza en aves para explotación comercial de huevos, siendo dos los despiques que se realizan en el ave antes de la primera postura:

  • El primero de 8 a 12 días. Durante ese tiempo hay una afluencia natural de vitamina K en el ave que evita la hemorragia.
  • El segundo de 10 a 12 semanas cuando ya son adultas. Tienen que tener una aplicación de vitamina K 48 hrs antes para evitar el sangrado. Es importante recalcar que no es bueno despicar aves cuando están próximas a su madures sexual porque esto le provoca un retraso en la postura. No deben despicarse aves en periodo post vacunación.

Se debe tener después del despique suficiente alimento en los comederos durante una semana posterior al despique, agua con vitamina K y una vitamina para aliviar el estrés de las aves.

El despique se realiza como un corte a mitad del pico, entre la punta y los orificios nasales. Se debe realizar de una manera óptima para evitar que el ave sufra y tenga un total cierre de su postura.

El tiempo adecuado para la cauterización debe ser entre 3 a 4 segundos, si se excede de ese tiempo el ave puede sufrir daños cerebrales y quedar inservible.

Según una entrevista realizada al Ing. Carlos Vásquez experto de Industrias Agro de SofOS, hoy en día hay estudios que indican que esta práctica no genera ningún tipo de dolor al ave, siempre y cuando se haga de manera correcta, caso contrario a cuando se hace una exposición bastante prolongada del ave en lo que es la cortadora que se utiliza para el despique, pudiendo ocasionar lesiones leves en el ave que le van dificultar posteriormente el proceso de alimentación. Vásquez asegura que es un proceso rápido, sencillo y muy necesario dentro de la Industria Avícola.

Se duplicó producción porcina argentina en 10 años

Producción porcinaLa producción porcina argentina pasó de 212.558 toneladas a 442.025 toneladas entre 2003 y 2014. Además, el consumo per cápita creció un 45% en el mismo lapso y, desde 2001 las importaciones cayeron un 85%.

Según informa Cronista, aunque con volúmenes que no se comparan a los niveles de producción del sector de la carne bovina, el sector porcino vivió un fuerte crecimiento en la última década.

Específicamente, los últimos 11 años atestiguan un incremento en la producción de carne de cerdo argentina que pasó de las 212.558 toneladas a 442.025 toneladas entre 2003 y 2014, lo que significó un crecimiento de 108% en el periodo en el cual también se registró un crecimiento en el consumo interno y las exportaciones, y una baja en la importación de este producto.

Así lo destacó la Corriente Nacional Agraria y Popular (Canpo), a través de un informe donde concluyó que «las estadísticas de la producción porcina nacional dan cuenta del fuerte crecimiento que ha tenido esta actividad en el periodo que va de 2003 al presente, resultado de una política consistente a favor del agregado de valor en origen, la sustitución de importaciones y el fortalecimiento del consumo interno».

El aumento de la producción porcina fue consecuencia de un crecimiento en la faena, que pasó de 2,45 a 5,11 millones de cabezas.

«Este aumento de la producción se tradujo en una menor dependencia de la importación de carne de cerdo, lo que representaba una verdadera contradicción en un país que tiene grandes saldos exportables de maíz y soja, los principales componentes de la alimentación porcina'» destacó la entidad que conduce Guillermo Martini.

El cambio de procedencia de los cerdos fue uno de los puntos más ríspidos de la relación con el principal socio comercial del país, Brasil, proveedor histórico de este producto.

De las 61.709 toneladas que se importaban en 2001, la compra se redujo a 8.929 toneladas en 2014, un 85% menos.

«Esto significó un ahorro de divisas en compras al exterior, con la consecuente transferencia de la oportunidad para los productores porcinos argentinos y su cadena de valor», subrayó la Canpo.

En materia de exportaciones, en 2014 el rubro alcanzó un récord de 7.543 toneladas, frente a las 1.605 enviadas al exterior en 2001.

«De esta forma podemos decir que si en 2001 se importaban 38,4 kilogramos por cada kilo exportado, en 2014 se importaron 1,2 kilos por cada kilo exportado, es decir 32 veces menos», puntualizó la Corriente.

El consumo per cápita de los argentinos creció 45%, al pasar de 7,34 a 10,65 kilos al año.

Fuente:

http://www.americarne.com/noticias/buscador.php?tipo=unico&id_articulo=6185