Entradas

¿Cómo ha sido el consumo de carne en Colombia?

La Federación Colombiana de Ganaderos (FEDEGAN) se ha propuesto ubicar a Colombia entre los 10 productores y 5 exportadores de carne a nivel mundial en el 2032. Para finales de 2017 el sector agropecuario representó el 7,1% del PIB de Colombia. Contrastando esto, en los últimos cinco años el consumo de proteínas en el país sudamericano ha tenido un crecimiento constante, debido a una diversificación en la oferta alimentaria, dicen los gremios. Así, en 2017, cada colombiano consumió 67,4 kilos de carne, superando a los 53 kilos que consumió en 2012.

Carlos Maya, presidente de PorkColombia, destaca que el consumo de carne de cerdo tuvo un repunte importante en los últimos años, gracias a su inclusión en la dieta diaria de los colombianos, dejando de asociar su consumo exclusivamente a las festividades especiales.

De hecho, el cerdo ya representa la mitad del consumo de carne de res, que en 2017 fue de 18,1 kilos por cada habitante, con un decrecimiento desde 2012, cuando el consumo era de 20,76 kilos, el más alto en los últimos 10 años. A pesar de esta tendencia, Jorge Eliécer Camargo, director de la Escuela de Ganadería Canaima, destacó que el sector ha compensado este comportamiento con exportaciones.

En la siguiente infografía compartimos las cifras del consumo de carne en Colombia en los últimos cinco años:

Consumo-de-carne-en-Colombia-creció

Las oportunidades para el sector cárnico de Colombia son infinitas, siempre que cuenten con la plataforma tecnológica que les permita monitorear en tiempo real lo que sucede en el mercado y adaptar la producción a los cambios requeridos. Con el uso de la Agromática es posible optimizar el proceso productivo y conseguir los objetivos planteados para la industria agropecuaria en tiempo récord.

Por Ma. Eugenia Cedeño

Fuente:

Porcicultura y FEDEGAN

Plan de Desarrollo Nacional mantiene incertidumbre en el sector Avícola Colombiano

Logo FENAVIPor Jhosymar Sifontes

Estados Unidos y Brasil son conocidos a nivel mundial por ser los países con mayor producción y exportación de pollos. Sin embargo Colombia ocupa un lugar importante dentro de la lista de productores internacionales de pollo y huevo, a pesar de sus principales limitaciones para ascender dentro de esta tabla y convertirse en una gran potencia en el mundo en la industria avícola.

La dependencia de materia prima para la alimentación y procesos tecnológicos que ayudan al desarrollo correcto de esta industria, principalmente la condición saludable de las aves, son algunas de las limitaciones que presenta este sector. Aunado a este problema, se le agrega el anuncio hecho por el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, quien plantea un nuevo Plan Nacional de Desarrollo en el período 2014-2018 el cual entre muchas cosas justifica la expropiación de tierras urbanas para el uso de construcción de viviendas de interés prioritario. Este planteamiento perjudica directamente al sector de producción avícola colombiano, al que los productores alegan de injusto y que viola algunos artículos de la constitución de este país, los cuales suponen dar prioridad en las tierras a los productores de alimentos.

En otros países como México para el año 2014 Productores y Gobierno convinieron la integración de un fondo de contingencia, para enfrentar las emergencias que pudieran presentarse en el sector avícola, donde ambos sectores manifestaron que la prioridad es evitar vulnerabilidad en la industria, pues el pollo y el huevo son productos básicos para el consumidor mexicano. Esta iniciativa podría servir de ejemplo para el resto de los países como Colombia, donde actualmente según Andrés Valencia Presidente de la Federación Nacional Avícola (FENAVI) los empresarios dedicados a esta actividad han propuesto que se proteja la producción de alimentos, la cual consideran no puede verse afectada por los programas de vivienda del Gobierno.

En este sentido el sector avícola colombiano puede verse gravemente afectado y con ello el consumidor, debido a que el pollo y el huevo son las proteínas más económicas en el mercado y la que más se consume en el país, por encima de la carne de res y de cerdo. Fenavi ha planteado al Ministerio de Agricultura hacer un estudio exhaustivo de la ubicación de las granjas dedicadas a la producción avícola, a fin de demostrar que estas granjas se encuentran ahí desde hace más de 40 años y que ha sido la urbanización que con el pasar de los años se ha acercado a donde se encuentran en estas industrias.

Se prevé que hasta no se defina la posición del gobierno de Colombia en cuanto a las solicitudes que el sector avícola ha hecho, la incertidumbre y la preocupación se mantendrán latentes dentro de este sector.

Con información de: Revista Avicultores en su edición 225 y el portal web de la Unión Nacional de Avicultores de México.