Entradas

Cultivos en Venezuela

Venezuela, un país con millones de hectáreas agrícolas cultivables

 

Cultivos en Venezuela

Cultivos en Venezuela

Por Betzari Peláez C. 

Pocos países en el mundo tienen la bondad o privilegio de contar con condiciones climáticas y de terrenos que permitan el desarrollo de una actividad agrícola óptima. En Venezuela por su parte, por ser un país de clima tropical, no solo se dan estos escenarios sino que además se le agregan las más de 50 millones de hectáreas cultivables en toda la geografía de esta nación.

Según el ejemplar “Geo Venezuela” (2007), de la Fundación de Empresas Polar,  de los 91 millones de hectáreas que posee el país, la mitad son aptas para las actividades agrícolas.

De acuerdo a los investigadores de esta organización, los datos recogidos  durante el estudio, revelaron que el 14,5% de las tierras del país son aptas para la agricultura vegetal, con 7,8 millones de hectáreas, de las cuales, la superficie disponible para el sistema agrícola cultivos anuales mecanizados (maíz, algodón, soya, arroz, sorgo y frijol) es de 3,8 millones de hectáreas, ubicadas en su mayor extensión  los estados Guárico, Anzoátegui y Portuguesa.

Sin embargo, también revelaron en su estudio que la vocación general de estas tierras es la actividad pecuaria más que la agrícola,  pese a esto los cultivos que se dan en las hectáreas cultivables forman parte importante de la actividad económica de esta nación.

Cultivos frecuentes

Cultivos frecuentes

Cultivos frecuentes

Venezuela posee una cantidad considerable de cultivos de diferentes productos, algunos de ellos con calidad de exportación. En el territorio venezolano existe una superficie plantada de más de 11 mil hectáreas de lechosa por ejemplo, el plátano (considerado un frutal)  también posee una alta demanda en su producción, le sigue la piña, el cambur, la naranja y la patilla.

Además en los estados de la región andina (Mérida, Táchira y Trujillo) se dedica principalmente al cultivo de tubérculos y legumbres (papas, ajo, cebollín, repollo, zanahoria, entre otros), y también es conocida por su actividad cafetalera.

El cacao es un fruto que se cultiva en los estados Miranda y Sucre principalmente, mientras que la caña de azúcar se da mayormente en Lara, Portuguesa, Yaracuy, Aragua.

La mayoría de estos cultivos, requieren en cualquiera de los casos un control en su manejo y producción, con la finalidad de garantizar un mejor rendimiento y aprovechamiento de los suelos  a través  de la precisión de riego, fertilizantes o agroquímicos, necesarios para lograr mejores cultivos para el consumo, lo que también genera a su vez una mayor rentabilidad.

Desde SofOS, entendemos y comprendemos cuales son los retos de esta industria, por lo que hemos diseñado la SofOS Smart Agroindustria para Cultivos y plantaciones, que permite al productor agrícola tener el mayor control posible sobre sus procesos agrícolas, de tal manera de facilitar la precisión que requiere en dicho manejo.

Te invitamos a conocer más acerca de nuestras soluciones SofOS Smart Agroindustria para Cultivos y plantaciones en:

Fuente:

http://www.vidaagro.com.ve/venezuela-posee-mas-de-50-millones-de-hectareas-con-potencial-agricola/

En riesgos cultivos de café en Latam

Cultivos de café en riesgo por calentamiento global

En riesgos cultivos de café en Latam

En riesgos cultivos de café en Latam

Por Betzari Peláez C.

La calidad de un producto de exportación, va a depender en su mayoría de las condiciones en las que este sea cultivado, en el caso del café son numerosos los factores que intervienen para que sea de buena calidad al llegar a las manos de los consumidores.

Uno de los factores más importantes, de la siembra de esta semilla, es el factor ambiental y sus condiciones climáticas, el cual puede afectar severamente la producción de este rubro sino se toman las precauciones necesarias; desde hace algunos años expertos e investigadores han venido advirtiendo acerca del calentamiento global y sus consecuencias en plantaciones y cultivos.

Las reservas de terreno cultivables, más grandes del mundo se concentran en América Latina y el Caribe, con 576 millones de hectáreas, cifra que equivale, aproximadamente, al 30% de su territorio; en países como Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, México y Venezuela sus bosques albergan entre un 60 y un 70% de todas las formas de vida del planeta.

Una reciente publicación, de la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), explica un estudio realizado por el profesor de la Universidad de Vermont, Taylor Ricketts acerca de la importancia del café y las condiciones apropiadas para su cultivo, así como también el impacto que el calentamiento global tendría en las plantaciones.

De acuerdo al estudio de Ricketts,  el calentamiento global amenaza las zonas más favorables para el cultivo de café en América Latina, primer productor mundial, lo que representaría de aquí a algunos años más, la reducción de su producción considerablemente.

Cultivos cafetaleros en Latinoamérica

Cultivos cafetaleros en Latinoamérica

Naciones afectadas por el cambio climático

Según el planteamiento del investigador de la Universidad de Vermont, las pérdidas más importantes de producción se concentrarán en Nicaragua, Honduras y Venezuela.

Sin embargo, los expertos predicen también un incremento del cultivo del café en México, Guatemala, Colombia y Costa Rica, en regiones montañosas donde las temperaturas favorecerían las plantas de café y las abejas salvajes.

Otro significativo dato que revela el estudio, es la importancia de los bosques tropicales, hábitats sustanciales para las abejas y otros polinizadores claves. Ya que, cerca del 91% de las zonas más fértiles para cultivar el café en América Latina se encuentran hoy en día a menos de dos kilómetros de un bosque tropical.

Este calentamiento global, según explican autoridades colombianas pone en riesgo la producción de café, que en los últimos años ha sido superada por la demanda, además advirtieron que ningún país está preparado para enfrentar ese problema.

El calentamiento global, afecta más a los países alejados de la línea ecuatorial, es decir que las tierras brasileras también se verían afectadas por este cambio climático.

Para concluir, los expertos señalan que la disminución de la producción de granos de café, se empezará a notar con mayor frecuencia en algunas partes, productos de las fuertes lluvias registradas en la región.

 Con información de:

https://www.afp.com/es/noticias/211/calentamiento-global-pone-en-peligro-produccion-de-cafe-latinoamericano

sunrise-1900662_960_720

El control y precisión como clave de éxito en la Producción de cultivos

Es normal ver como los factores impredecibles afectan negativamente la productividad de los cultivos. Contra esto es muy poco lo que se puede hacer, más allá de mantenerse atento a las predicciones climáticas, que normalmente se hacen para eventos que cubren una gran superficie, pero no de manera detallada para cada parcela de producción o lote como realmente sería de suma utilidad.

En cuanto a los factores predecibles, lo que afecta negativamente a la productividad es la falta de control y de precisión. No controlar, por ejemplo, el movimiento de fertilizantes desde el almacén hasta los lotes de producción puede conducir a la pérdida de este insumo y por consiguiente a la no aplicación a la planta en el momento oportuno, lo cual se traducirá en disminución de la productividad.agriculture-1867864_960_720

No ser preciso en el manejo de suelos puede conducir a generalizar la mecanización de suelos sobre toda la parcela, y lograr entonces una sobremecanización e incremento en costos en lotes que quizás no requieran de tal nivel de mecanización.

No ser preciso en el control de insectos plaga, malezas o patógenos puede conducir a generalizar en la aplicación de agroquímicos, haciendo esto en lotes donde quizás no sea necesario, incrementando costos por aplicación en lugares donde no hacía falta.

No ser preciso en la fertilización llevará a aplicar mayor cantidad del fertilizante necesario en algunos lotes (con el consiguiente potencial problema ambiental y problema de gasto innecesario de recursos) o subfertilizar en otros lotes (con el consiguiente desarrollo de la planta por debajo de su potencial).

El Control y precisión de la actividad de producción de cultivos son la clave del éxito. Y más allá de la producción primaria, se asegura el éxito si se considera la posibilidad de dar un valor agregado al producto agrícola, cualquier tipo de acondicionamiento o procesamiento del producto apalancan el éxito que pueda tener la producción primaria, la cual está supeditada a la estacionalidad de los precios de mercado.

La SofOS Smart Agroindustria para Cultivos contribuye en el control del movimiento de insumos, y propicia la precisión al controlar el proceso productivo por cada lote de producción. Además permite al productor agrícola tener el mayor control posible sobre sus procesos, de tal manera de facilitar la precisión que requiere en dicho manejo.

Te invitamos a conocer más acerca de nuestra solución SofOS Smart Agroindustria para Cultivos aquí.

Fuente:

Hernán Laurentin- Arquitecto de Sector Agro de SofOS

shed-at-sunset-1155895

Cambio climático en la producción de caña de azúcar

Por Lcda. Jhosymar Sifontes

La caña de azúcar se cultiva en zonas tropicales y subtropicales aproximadamente entre los 35° N y los 35° S, y desde el nivel del mar hasta altitudes de unos 1.000 metros. La temperatura mínima para el crecimiento activo es de unos 20° C.

En ausencia de regadío, se necesitan unas precipitaciones de unos 1.200 mm para el desarrollo de la caña de azúcar. Mientras que para el desarrollo de la cosecha se necesita calor y lluvia, para la recolección es necesario disfrutar de unas condiciones más frescas y secas.

Las reservas de terreno cultivable más grandes del mundo se concentran en América Latina y el Caribe, con 576 millones de hectáreas, cifra que equivale, aproximadamente, al 30% de su territorio.

El 47% de la superficie regional está cubierta de bosques. El 92% del bosque regional se encuentra en Sudamérica, principalmente en Brasil y Perú. Estos dos países junto con Colombia, Ecuador, México y Venezuela albergan entre un 60 y un 70% de todas las formas de vida del planeta.

Algunos expertos prevén, en los próximos años, un aumento en la cantidad de huracanes, tormentas, sequías, olas de calor y tornados que afectan a la región. Estos cambios climáticos son consecuencias de una serie de causas naturales y causas producto de la actividad del ser humano.

Todos coinciden en general en los siguientes puntos:

  • Unos suaves niveles de calentamiento en latitudes más altas (EEUU, Europa, Australia, Siberia y algunas partes de China) podrían mejorar las condiciones para el desarrollo de cultivos al prolongar la temporada de crecimiento y/o abrir nuevas zonas para la agricultura. Un calentamiento mayor podría tener efectos negativos en regiones tales como el sur de Europa y el oeste de Estados Unidos.
  • Un aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera podría potenciar los beneficios iniciales del calentamiento debido al efecto de “fertilización del carbono” que contrarrestan los daños provocados por el calor y la falta de agua. Mayores concentraciones de CO2 aumentan el índice de fotosíntesis y eficiencia hídrica (la eficiencia con la cual las plantas utilizan agua para producir una unidad de biomasa). Sin embargo, los efectos directos son mayores para plantas C3 como el trigo que para plantas C4 como el maíz, el sorgo, el mijo y la caña de azúcar.

Estudios que asumen que una cantidad sustancial de tierra a latitudes más altas se volverá apta para la producción, encuentran más efectos positivos del cambio climático sobre los rendimientos.

Hacen falta estudios de los efectos que tendrán los cambios en la temperatura y en la distribución de las radiaciones que conforman el espectro de luz solar, sobre la dinámica de los organismos asociados a los cultivos, es decir sobre los insectos plaga, patógenos y organismos controladores. De esta manera sí se podría tener una idea más integral del efecto que el cambio climático podría tener sobre el rendimiento de los cultivos.

shed-at-sunset-1155895Es necesario hacer más eficiente la fertilización nitrogenada. Al darse la fertilización, gran parte del nitrógeno no consumido por las plantas, es transformado en NO2 por algunas especies de bacterias. Este gas se libera a la atmósfera y es uno de los responsables del efecto invernadero.

Mediante modelos de simulación de clima y de rendimiento en caña de azúcar, se han logrado tener estimados del impacto del cambio climático sobre el rendimiento de este cultivo. En el año 2013 Marín y colaboradores hicieron un estudio en Brasil donde aseguran puede existir un incremento de 15-59% en el rendimiento del tallo. Además de un aumento de eficiencia de uso de agua en 24%.

Por otra parte, en Sudáfrica Jones y Singel en el año 2014 prevén un incremento de 7% en el tallo. En Australia en un estudio de Everingham y colaboradores estiman un incremento en rendimiento en el tallo y disminución en demanda de agua.

Fuentes:
http://www.conadesuca.gob.mx/
http://www.asocana.org/