Entradas

Agromática-aplicada-a-la-porcicultura-y-su-beneficio

Agromática aplicada a la porcicultura

Agromática-aplicada-a-la-porcicultura-y-su-beneficio

Agromática-aplicada-a-la-porcicultura-y-su-beneficio

Cuando se habla de porcicultura, se refiere a la técnica y arte de producir cerdos con el objetivo final de obtener carne para ser procesada y posteriormente ser consumida por personas. La porcicultura abarca un campo muy amplio entre trabajos y técnicas en la crianza, engorde de los lechones,  etapa reproductiva de la hembra y el macho, cerdas en gestación y sus cuidados.

En una entrevista realizada a Juan Laurentin, médico veterinario y arquitecto de soluciones en SofOS, nos habló acerca de los beneficios de la Agromática aplicada a la porcicultura, su clasificación y manejo de acuerdo a su objetivo.

Según Laurentin, en la porcicultura la clasificación va depender de su manejo, un ejemplo de ello el método tradicional o familiar, “es aquel que se realiza entre grupos familiares en patios de casas o granjas pequeñas, donde los animales son alimentados con las sobras del día a día para una vez engordados ser consumidos,  todavía esta técnica existe en algunos países”, comenta.

Por su parte, la porcicultura tecnificada, a su vez se puede clasificar en pequeña, mediana o gran escala, siendo la pequeña y mediana de uso comercial y de gran escala industrial, esta última se refiere a grandes volúmenes de animales por semanas, meses o por año, así como también kilogramos de carne que se produce en un periodo de tiempo determinado.

Beneficios-de-la-agromática-aplicada-a-la-porcicultura

Beneficios-de-la-agromática-aplicada-a-la-porcicultura

Claves exitosas de la Agromática en la porcicultura

Según el veterinario Juan Laurentin, una de las claves determinantes en estos procesos son la recolección de la información: datos como la genética, el manejo de los animales en cada una de sus etapas, la nutrición y el ambiente.

¿Pero cómo es posible conocer si estos cuatro factores están funcionando o cumpliendo sus tareas? Para Laurentin la respuesta radica en el requerimiento de obtener datos precisos y oportunos transformándolos en información (enfermedades, control sanitario y alimenticio entre otros).

El entrevistado, recuerda que “hace algunos años el productor del campo, recurría a la memoria, para recordar que cantidad de animales poseía en su granja, su comportamiento y rendimiento”, una vez que las producciones comenzaron a crecer el lápiz y papel fue la mejor opción para recabar la información y con el paso de los años llegaron las computadores de escritorio con una hoja electrónica de cálculo y posteriormente los dispositivos móviles.

Sin embargo, pese a las nuevas tecnologías, resalta Laurentin está naciendo un nuevo concepto, que permite recabar la información, procesarla y modificarla en diferentes niveles.

Este nuevo concepto, se refiere Laurentin al término de Agromática, que no es más que la mezcla de la agricultura, agronomía, veterinaria, zootecnia e informática, lo que se resumen en la aplicación de los principios de la informática a los sistemas agroproductivos bien sea vegetal o animal.

Agricultura de precisión

Otro  término interesante  relacionado a la Agromática y que se encuentra en boga en este momento, comenta el arquitecto de soluciones en SofOS, es la agricultura de precisión, “cuando se habla de este concepto se refiere a los indicadores, datos o informaciones al detalle, que una vez recabados permiten tomar decisiones al momento en función de donde está ubicada la empresa  y hacia dónde quiere ir “, resaltó.

Esto también es posible, gracias a la tecnología del internet de las cosas (loT), que permite que varios dispositivos móviles estén conectados al mismo tiempo intercambiando información en tiempo real.

En la segunda entrega de esta entrevista estaremos hablando de los mitos de la Agromática para este sector agroindustrial y los beneficios de aplicar estas tecnologías a la porcicultura.

Por Betzari Peláez C.

Eficiencia y Rentabilidad de la Industria Porcina

Eficiencia y rentabilidad porcinaPor Jhosymar Sifontes

Como todo sector de negocios, la actividad porcina debe cuidar su rentabilidad para garantizar su sustentabilidad y permanencia en el tiempo. Para ello, entre otras cosas, hay que tener en cuenta que el 70% de los costos en un establecimiento porcino son los alimentos (maíz, soja, balanceados y concentrados), por lo que es necesario elevar los niveles de eficiencia para que continúe siendo una actividad rentable para los productores.

La disponibilidad de suelos, climas, superficies y agua, posibilitan al sector porcino en Latinoamérica a desarrollarse plenamente, respetando el medio ambiente, el bienestar animal, aplicando las medidas de bioseguridad en los establecimientos de producción primaria.

Cuando se trata de mejorar la eficiencia en la industria porcina es fundamental tener una gestión profesional de los establecimientos y la incorporación de las nuevas tecnologías de información. En SofOS contamos con la más completa oferta de soluciones de industria del ecosistema SAP, construidas sobre SAP S/4HANA.

Garantizamos a nuestros potenciales clientes:

  • El control de costos reales:
    • Control detallado de todo el proceso y la absorción de costos del producto.
    • Cálculo de costos reales para productos y subproductos
    • Manejo en línea de la merma en cada etapa del proceso
    • Integración de costos indirectos y directos en la producción
  • Orden y disciplina en cada departamento:
    • Estandarización de todos los procesos de la empresa
    • Respaldo de toda la información y respaldo en tiempo real sobre la operatividad de la industria
    • Establecimiento de roles y mecanismos de seguridad y auditoría
    • Más eficiencia en los procesos y mayor localización de los riesgos
  • Información en línea:
    • Información real y estadística de todos los procesos de la empresa
    • Herramientas para el análisis de información
    • Toma de decisiones más dinámicas y soportada sobre información real
    • Respaldo de toda la información real, sobre la operatividad de la industria
    • Monitoreo de operaciones y la generación de datos, que se resume en el histórico que ayuda a evaluar el funcionamiento de la agroindustria.
  • Integración operacional:
    • Integración de todas la áreas de la empresa en un solo sistema
    • Integración de tercero (granjas, proveedores, distribuidores)
    • Eliminación de retrabajos, errores y recursos innecesarios
    • Mayor integración entre producción, operaciones, logística y la gestión administrativa de todas las áreas de la empresa.

Para mayor información lo invitamos a visitar nuestra sección de Soluciones. Somos SAP a su medida.

La producción porcícola no es sólo una actividad rentable

Cerditos close upPor Jhosymar Sifontes

La producción porcícola puede ser una actividad rentable siempre y cuando se tomen las previsiones necesarias que puedan garantizar la salubridad de los animales, la nutrición y las fusiones genéticas. Los cerdos son unos de los animales de fácil manejo de reproducción debido a que pueden alimentarse con diferentes productos que se encuentran en el mercado. Incluso en los medios de reproducción rural, incluyen en la dieta diaria de los cerdos desperdicios domésticos, lo que ayuda  a disminuir costos.

Además, la carne de cerdo tiene derivados cárnicos que son productos alimenticios preparados, total o parcialmente, con carnes, despojos, grasas y subproductos comestibles, que proceden del cerdo y que pueden ser complementados con aditivos, condimentos y especias.

Sin embargo, el éxito de la producción porcina depende de la salud de los animales. Las enfermedades son causadas por diversos agentes como bacterias, virus, parásitos y hongos; también por carencias nutritivas. La mayoría de las enfermedades y parasitosis de los cerdos pueden y deben prevenirse, ya que el tratamiento generalmente resulta costoso.

Entre las enfermedades que podemos encontrar en la cría y producción porcina, una de las más comunes es la influenza porcina también conocida como gripe porcina, es una enfermedad respiratoria de los cerdos causada por el virus de la influenza tipo A, el cual provoca brotes comunes de influenza entre estos animales. Los virus de la influenza porcina enferman gravemente a los cerdos pero las tasas de mortalidad son bajas. Estos virus pueden propagarse entre los cerdos durante todo el año, pero la mayoría de los brotes infecciosos ocurren en los meses finales del otoño e invierno, al igual que los brotes en las personas.
Entre otras enfermedades podemos mencionar una de las más importantes debido a su alto índice de mortalidad: el Cólera Porcino. Es una enfermedad infecto contagiosa producida por un virus, de gran importancia en la cría de cerdos debido a que ocasiona pérdidas por alta mortalidad, abortos y retraso en el crecimiento. Los síntomas clásicos son fiebre, inapetencia, reducción del número de glóbulos blancos, conjuntivitis, descarga nasal, depresión, respiración dificultosa, enrojecimiento de la piel, constipación o diarrea, incoordinación, postración y muerte.

Existen innumerables enfermedades y virus capaces de afectar a los cerdos y en su mayoría todos depende del estado en el que se encuentre los corrales, el tipo de alimento que consumen, la exposición con animales infectados, la potabilidad del agua, entre otros. Países como Argentina, Ecuador, Colombia y Venezuela, constantemente realizan jornadas de vacunación, orientación y prevención de enfermedades.

En el mes de octubre del años 2015,  el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), y la Asociación Colombiana de Porcicultores, capacitaron a 52 técnicos vacunadores para aumentar la cobertura de inmunización contra la peste porcina clásica, y lograr el control y erradicación del virus en el departamento Sucre. En Argentina Veterinarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) tomaron muestras a 245 porcinos en la zona rural de San Antonio, para analizarlas en laboratorio y obtener un diagnóstico sobre enfermedades transmisibles al ser humano como triquinosis, brucelosis y leptospirosis.

Cada año la industria Porcícola asume nuevos retos en bioseguridad y sanidad. Son muchos los brotes que se han registrado en la historia, y es por ello que han ido evolucionando y adoptando nuevas tendencias tecnológicas que ayudan al sector a prevenir y tomar decisiones en el momento correcto.

En SofOS ofrecemos al mercado un sistema de gestión adaptado a las características y desafíos de las empresas de producción porcina, que apoya al sector en el manejo de la información de su negocio de manera oportuna e integrada en toda la red productiva, permitiendo así tener el control y poder tomar las decisiones que su negocio requiere.

Diseñada para implementarse de manera rápida y predecible, SofOS Smart AgroindustriaTM es un sistema de gestión empresarial adaptado a las necesidades de la industria de producción porcina, así como a requerimientos legales de cada país. Flexible,  fácil de manejar y diseñado para abordar los procesos más críticos del negocio, estas soluciones están basadas en:

  • Aplicaciones SAP® (ERP, CRM, SCM, etc.), que le permiten mantener sus procesos integrados;
  • Herramientas de Analíticas que le ayudan a tomar decisiones acertadas;
  • Tecnología In-Memory (Hana), que se encarga del procesamiento de grandes volúmenes de información a velocidades sin precedentes;
  • Herramientas de Movilidad, que contempla el acceso a la información desde donde quiera que esté. De rápida implementación (RDS) y habilitadas para funcionar en La Nube, lo que le permitirá reducir costos y tener la información en tiempo real.

Fuente:

http://www.sofoscorp.com/soluciones/

http://www.cdc.gov

http://www.fao.org/

www.bvsde.paho.org/

http://sian.inia.gob.ve

http://www.elsitioporcino.com

http://www.fenavi.org/

Agro en Colombia: lo que pasó en 2014 y perspectivas del 2015

Por Ma. Eugenia Cedeño

Cafe sin cosecharEste año no se espera un cambio en la estructura de la producción agropecuaria, pues el café seguirá jalonando el sector. La devaluación favorece el desarrollo del campo, y así lo pedía el sector, pero hay que reconocer que el consumidor tendrá un alza en el precio de los alimentos.

El inicio de un nuevo año es propicio para reflexionar, sobre que pasó con el sector agropecuario el año anterior y pensar que puede suceder en el inmediato futuro.

Durante el 2014 la agricultura colombiana tuvo un comportamiento que no permite considerarla como una “locomotora” que decididamente haya contribuido al desarrollo nacional, pues su crecimiento durante el año ha sido inferior al de la economía (primer trimestre: 6,4% total vs. 6,1% del sector; segundo trimestre: 4,3% vs. 1,6%; tercer trimestre: 4,2% vs. 3,4%).

Entre enero y septiembre de 2014 la economía en general creció 5% mientras el sector agropecuario en su conjunto lo hizo en 3,6%. Es importante resaltar que ese relativo buen comportamiento agrícola está sustentado por 10,5% crecimiento en la producción de café, mientras otros cultivos crecieron 3,6%.

En este mismo período la producción de cereales disminuyó 5,1% y se resalta la consolidación de los cultivos permanentes: en el primer trimestre crecieron 7,7%, en el segundo 5,4% mientras que en el tercer trimestre 2,8%.

En el último trimestre del 2014 se presentó una pronunciada devaluación del peso lo que definitivamente pone a pensar sobre las perspectivas de la agricultura colombiana en 2015.

Los productos exportables como café, banano, flores, aceite de palma, entre otros, se verán beneficiados por cuanto obtendrán mayores ingresos y por supuesto mejorarán su rentabilidad y competitividad.

Para el caso de azúcar el alza del dólar permitirá afrontar, en una mejor posición, el descenso de las cotizaciones en el mercado internacional.

La devaluación del peso pone en una posición importante al cultivo de algodón. Por una parte, la subida del dólar disminuye significativamente el dinero con destino a cubrir el precio mínimo de garantía. Por otra parte, hay un mercado regional (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) de cerca de 350 mil toneladas que Colombia podría abastecer con buen precio y con calidad de fibra superior a la americana. El gobierno debe promover este desarrollo.

En términos generales los cultivos importables se deben ver beneficiados por el mayor costo de las importaciones lo que podría conllevar a una sustitución de importaciones por producción nacional.

Entre los importable es importante resaltar el caso del maíz. Por una parte, participa con cerca del 58% de las importaciones de cereales. Por una parte, su precio externo ha venido mostrando cotizaciones a la baja, lo que podría truncar un proceso de sustitución de importación por producción nacional. Además, se conoce que las empresas están ya buscando contratos de proveeduría con producción local.

Para el caso del arroz, a pesar del alza del dólar y la situación internacional aparentemente poco favorable, se presenta una coyuntura que hace prever una reactivación. Durante varios años, los rendimientos del arroz han disminuido, lo que sumado a la reducción de áreas ha llevado a un bajo nivel de existencias, a pesar de las importaciones legales y el contrabando. Esto hace pensar que la demanda y el precio tomarán tendencias ascendentes.

Y para hacer más critica la situación de oferta, Ecuador que ha sido un oferente de arroz legal e ilegal para Colombia y que ha planeado sus siembras para este mercado, se encuentra en una situación de crisis productiva que ha llevado a ese gobierno a pensar en importar arroz.

Por el lado de Venezuela, la situación política extiende un manto de incertidumbre sobre lo que pueda suceder en el sector arrocero que tradicionalmente ha enviado parte de la cosecha a Colombia, en forma ilegal primordialmente.

Por la alta utilización de insumos importados, los cultivos como papa y hortalizas podrían verse afectados con el alza de dólar, pero por otra parte podrán competir con posibles importaciones.

Durante parte de 2015 la ganadería colombiana continuará en la fase de retención de hembras, lo que llevará a un crecimiento del hato detectable hacia finales del año. Sin embargo, cuando termine la fase de retención, posiblemente en el segundo semestre, la mayor oferta podría incidir en los precios. Como situación para considerar, la producción ganadera seguirá contando con dos amenazas que perjudican su desarrollo: el contrabando y la inseguridad,

Durante el 2014, internacionalmente se presentaron altas cotizaciones en los productos lácteos que descendieron hacia finales del año lo que facilitaría las importaciones en 2015. Sin embargo, la devaluación del peso colombiano debe servir como escudo protector a las importaciones, lo que se debe reflejar en un incremento en el precio y eventualmente en la producción nacional.

La avicultura y la porcicultura, cuyas materias primas son importadas, obviamente tendrán un reajuste en costos de producción que se reflejarán en los precios al consumidor. Según Fenavi con dólar a $2.400 los costos de producción se incrementaran en 21%.

Finalmente, para el 2015 no se espera un cambio en la estructura de la producción agropecuaria, pues el café seguirá jalonando el sector. Por otra parte, las devaluaciones generalmente han favorecido el desarrollo agropecuario y de tiempo atrás era un clamor de los productores del campo, pero hay que reconocer que el consumidor tendrá un alza en el precio de los alimentos.

Fuente:

http://www.portafolio.co/economia/agricultura-2014-perspectivas-del-2015

Bioseguridad Porcina

Por Ma. Eugenia Cedeño
Las explotaciones ganaderas se ven constantemente amenazadas por las enfermedades. Estas pueden proceder de numerosas fuentes, tales como virus o bacterias, incluso hongos. Independientemente de su origen, la difusión es a través de conocidos canales de infección que van desde los propios animales, el personal que hace el manejo, agua y alimento contaminado, las instalaciones y el equipo, hasta el propio aire.

Las medidas de bioseguridad que se toman en granjas de producción porcina son la garantía de que el producto final es apto para el consumo humano y por ende puede ser comercializado sin problema.

A continuación les presentamos las medidas básicas de bioseguridad que se deben cumplir en granjas porcinas.

bioseguridadbig