Tecnología en la agricultura y automatización en procesos de cosechas

Desde que se conoció el término agricultura de precisión, muchos han sido los avances en esta área que la tecnología ha ido logrando para facilitar las labores de los agricultores y productores en el campo, pero además de facilitarlas también ha sido usada para prevenir pérdidas y mejorar los productos finales de las cosechas, bajo el estándar de calidad para sus consumidores.

Desde universidades, laboratorios, empresas dedicadas a desarrollar tecnología han venido desarrollando, dispositivos, aplicaciones, software que faciliten y simplifiquen procesos de producción, con la finalidad no solo de acortar tiempos, sino de evitar pérdidas de cosechas y mantener un mayor control incluso de plagas, conociendo también las condiciones climáticas, humedad, suelos entre otras.

Países de Europa y Estados Unidos, han sido pioneros en dotar de inteligencia artificial y tecnología de primera maquinarias del sector agro, que son capaces de detectar si un fruto de una determinada cosecha esta apto para su recolección, o si existe algún otro dato importante en el cual el agricultor deba tomar correctivos a tiempo.

La tecnología 5G ha estado en la punta del desarrollo de la automatización, el procesamiento de estos datos en tiempo real consta de algoritmos, imágenes para comparativos de la cosecha; estos avances en definitiva constituyen un pilar clave, para la agricultura sostenible, minimizando los impactos al ecosistema, disminuyendo costos y logrando una mayor velocidad en los tiempos de producción.

Avances en Latinoamérica

En América latina, los pasos para lograr procesos de automatización no han sido tan acelerados, diversos factores han influido en ello, (cambio climático, cultura de uso de fertilizantes, resistencia al cambio y más reciente la pandemia) sin embargo, en países como Argentina y Chile, según lo reseñan portales web dedicados al sector agro de la región, existen mecanismos tecnológicos en lo que la agricultura ya ha incursionado.

Cuando se habla se automatizar procesos de cosechas intervienen varios aspectos, pero el punto clave de sostenibilidad y la renovación de la energía son los más importantes.

En Chile por ejemplo, la agricultura vertical esta basada en la producción de alimentos en capas apiladas verticalmente, utilizando luces LED y cultivos hidropónicos, con el objetico de entregar la luz y el agua necesaria para llevar a cabo la cosecha.

Otras de las prácticas avanzadas en el agro, ha sido el desarrollo de Shel-Life, que   trata de una especie de segunda piel natural que se rocía sobre las frutas, durante su proceso de recolección y selección para el packing que refuerza su cubierta de tal manera que reduce la pérdida de gases que participan en el proceso de deterioro de la fruta, lo que hace que su vida útil sea más larga y perdure fresca más tiempo.

Este desarrollo fue llevado a cabo bajo un emprendimiento chileno y ha dado buenos resultados en las cosechas considerándola como agricultura 4.0, la cual seguramente en poco tiempo se extenderá a países como Ecuador y Colombia en los cuales el tratado de las frutas frescas se maneja con altos estándares para lograr exportación con sellos de calidad.

Todos los procesos donde interviene la tecnología, dan sencillamente resultados y aportes impresionantes a todos los sectores donde es aplicada, contar con expertos en estas áreas, que brinden una asesoría adecuada es importante a la hora de tomar decisiones.

SofOS cuenta con un staff de especialistas no solo en el área del agro, sino de herramientas tecnológicas aplicadas al sector, si deseas conocer más a detalle le invitamos a ingresar en el siguiente link http://www.sofoscorp.com/soluciones/agroindustria/ciclo-corto/

 

Por:  Betzari Pelaez