Un salto al futuro a partir de la Movilidad

business-people-with-smartphonesLa querida PC de escritorio dejó de ser la reina: hace años que los equipos móviles ofrecen iguales o mejores recursos informáticos y, a la vez, aportan a la productividad de los ejecutivos y a la competitividad de las empresas. Pero la movilidad -de eso se trata- no sólo se refiere a smartphones, laptops o tablets. Es necesario que la infraestructura de redes y, especialmente, las aplicaciones de negocios estén preparadas para esta nueva forma de hacer negocios.

El desafío de la movilidad para las empresas

Hoy, el mundo globalizado es un desafío. Y una de las herramientas que las empresas tienen para enfrentarlo es la movilidad. Una empresa móvil es una empresa flexible, dinámica, en acción, capaz de responder en tiempo real a los retos que se le presentan.

Por otro lado, cada vez más, ejecutivos y empleados de la generación Y demandan  estar conectados permanentemente, intercambiar archivos, acceder a datos de negocio y mantener reuniones virtuales de forma segura y desde cualquier lugar.

Según un informe de la consultora Forrester Research, en 2016 habrá 350 millones de empleados que usarán smartphones y 200 millones conectarán su dispositivo personal a la red corporativa. Es decir, las empresas ya no proveerán equipos a sus empleados porque éstos utilizarán los propios. Esta tendencia -llamada BYOD por Bring your Own Device o Trae tu propio dispositivo- y los avances de la tecnología móvil, brindan la posibilidad de optimizar la interacción con clientes, proveedores y partners.

De acuerdo con el informe State of Mobility Survey 2013 confeccionado por Symantec, el 66% de las empresas innovadoras está convencida de que los beneficios asociados con la movilidad superan a los riesgos. Y entre los beneficios, destacan el incremento de la productividad, la satisfacción del cliente y la mayor retención de los empleados, entre otros. Por lo tanto, la movilidad ya no es una opción: comienza a ser una necesidad para satisfacer las demandas externas e internas.

Por dónde empezar?

Por el principio: definir la estrategia de movilidad. Esto implica plantear los objetivos, decidir qué procesos se harán móviles, verificar que la infraestructura corporativa y las aplicaciones de negocios están preparadas, determinar qué ejecutivos y empleados tendrán acceso a esas aplicaciones, y adoptar herramientas de Mobile Device Management (MDM), que permiten la gestión, la seguridad y la sincronización de dispositivos.

Entre los procesos que más se benefician están los de venta, ya que la movilidad aumenta los canales a través de los cuales los clientes pueden contactarse con la empresa. O viceversa: que sean las empresas quienes les ofrecen productos o servicios a potenciales clientes, basados en la ubicación de éstos. Una alternativa interesante para el segmento retail.

La movilidad también favorece los procesos de servicios y soporte al cliente, ya que aporta inmediatez para solucionar problemas, evitando que éstos escalen y que redunden en mayores costos.

En general, se comienza por incorporar movilidad a estos procesos de front office, es decir, a las aplicaciones vinculadas con el cliente.

Pero, empresas de cualquier segmento de industria en general y, especialmente, de consumo masivo, manufactura y automotriz, pueden obtener muy buenos beneficios si suman movilidad a sus procesos internos. Por ejemplo, para agilizar la logística, además de permitir el tracking de productos o la seguridad de vehículos durante el transporte. Otros procesos beneficiados por la movilidad son la toma de datos, las inspecciones, el mantenimiento preventivo y la gestión de activos, inventarios y cobranzas.

De lo virtual a lo real

Para que todo esto sea realidad las aplicaciones de gestión deben permitir el acceso desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. Contamos hoy con sistemas de gestión para empresas en crecimiento que brindan soluciones preconfiguradas, de fácil implementación, para la gestión comercial de empresas de agroindustria, del sector automotriz, del sector comercial y del sector de consumo masivo. Estas soluciones incluyen la posibilidad de acceder a la información desde cualquier lugar y son aptas para ejecutarse desde la nube.

Lo cierto es que la tendencia hacia la movilidad es irreversible. Y ya hay aplicaciones de negocios que permiten hacer realidad sus beneficios. Sólo falta tomar la decisión de incorporar herramientas que permitan adelantarse al futuro.

Fuente:

http://www.forrester.com/Mobile+Is+The+New+Face+Of+Engagement/fulltext/-/E-RES60544

http://www.symantec.com/about/news/resources/press_kits/detail.jsp?pkid=state_of_mobility_survey_infographic_2013